Problemas de Pareja

|

“... Luis y María iniciaron la vida en pareja con unas expectativas, ilusiones, y con la idea que habían encontrado, cada uno en el otro, al compañero/a ideal. Ha pasado el tiempo y ambos perciben cierta insatisfacción.

Hay aspectos que ya no funcionan, cada vez son más frecuentes las discusiones. Las críticas y reproches aumentan su distanciamiento, siendo cada vez más difícil llegar a acuerdos y entendimientos.La espiral de confrontación se ha agravado con la inclusión de terceros (hijos/as, familias de origen, amigos, compañeros, etc…) que van tomando partido, extendiendo el conflicto a límites ya no controlables por la pareja…”


Creencias falsas más frecuentes en la relación de pareja
“Nuestro amor se mantendrá para siempre con el paso del tiempo”

“Mi pareja deberá ser capaz de anticipar mis pensamientos, mis sentimientos y mis necesidades”

“Mi pareja no herirá nunca mis sentimientos ni me replicará encolerizado/a”

“Si me quisieras de verdad, te esforzarías siempre por agradarme (Por satisfacer mis deseos y necesidades)”

“Amar significa no tener que estar nunca enfadado ni disgustado con mi pareja”

“Amar significa querer estas siempre juntos”

“Los intereses, objetivos, y valores de cada uno serán siempre los mismos”

“Mi pareja será siempre abierta, directa y honesta conmigo”

“Como estamos enamorados, mi pareja me respetará, comprenderá y aceptará independientemente del tipo de conductas que yo lleve a cabo”

“Sería terrible si mi pareja me pusiera en un aprieto, me minusvalorase o me criticase”

“El grado de sexo, cariño y compromiso presente en nuestra relación no debe disminuir nunca”

“Debemos estar siempre de acuerdo en cualquier tipo de asunto”

Todas estas creencias falsas y metas poco realistas, llevan con frecuencia a las parejas a la desilusión, al desengaño, a la frustración y a la ira, en definitiva a una relación insatisfactoria para ambos. Uno de los objetivos de la terapia consiste en relativizar, clarificar estos conceptos poco realistas y destructivos.

Factores que dan origen y/o mantienen el conflicto
Según los indicadores sociales del INE (Instituto Nacional de Estadística), obtenidos a través de diversos estudios entre los que destaca el publicado en el año 1998, el 18% de los matrimonios sucumben a las crisis y acaban divorciándose en nuestro país. Llegados a este punto ya se han enumerado algunos de los problemas que con mayor frecuencia provocan las desavenencias conyugales, pero veamos cuales son los más habituales:

- Los aspectos funcionales afectan poderosamente a las relaciones de pareja. Entre ellos se destaca:

. Dedicar demasiado tiempo al trabajo. Si la pareja no encuentra un espacio de tiempo para el ocio, para inventar nuevas formas de diversión para cada etapa de la vida, para compartir sus experiencias, etc. la relación se vuelve más vulnerable. Es más importante la calidad del tiempo compartido que la cantidad.

. El reparto de las tareas del hogar. La falta de implicación por parte del hombre se traduce como el poco apoyo de él hacia ella.

. Diferencias en el estatus laboral. Los hombres no suelen aceptar bien que su pareja tenga un nivel económico y profesional superior al suyo, según la doctora García.

. Los problemas económicos. No es tan importante cuánto dinero se tiene sino en qué se gasta. Es decir, si las dos personas están de acuerdo en cómo administrar su economía.

. Las familias políticas. No saber poner límites a la familia de origen o mantener una relación descompensada con una de las familias puede originar graves desencuentros.

. Problemas de salud (físicos o mentales) , adicciones (drogas, alcohol, ludopatía, etc). Pese a la gravedad que enfermedades como la depresión o las adicciones puedan interferir en las relaciones de pareja, no suelen ser los determinantes más habituales de las rupturas.

- Problemas de convivencia. Suelen ponerse de manifiesto en vacaciones. “La cercanía es como una lente de aumento, pone todo en evidencia. Si lo que hay entre dos personas es positivo, también aflora”, explica Navarro Góngora.

. Falta de comunicación o falta de entendimiento. Es a la vez causa y efecto de una mala relación de pareja.

. Problemas sexuales. “Las relaciones sexuales son la expresión de la intimidad” – en palabras del profesor de la Facultad de Psicología de Salamanca-. Los problemas sexuales pueden ser el origen del conflicto, por ejemplo una disfunción como la “expresión de una relación negativa”, es decir, la consecuencia de una mala relación.

. La infidelidad. El descubrimiento de que existe otra relación amorosa desencadena una crisis en la pareja.

. La violencia doméstica. Es fuente de muy graves conflictos familiares y de pareja.

. Crisis vitales a lo largo de la propia historia de la pareja.

EN TERAPIA DE PAREJA
Objetivos de la terapia de pareja :
- Resolver y superar las diferencias y problemas de relación que impiden a la pareja proseguir la vida en común.

- Conseguir una convivencia más positiva y mutuamente satisfactoria y reforzante.

- Intervención en la terapia de pareja

- Reconducir el conflicto al ámbito de la pareja.
- Aprender a comunicar verbalmente las dificultades que afectan a la convivencia y luego negociarlas, llegando a acuerdos sobre las mismas.

- Revisar y ajustar los valores y formas de pensar, las posiciones de poder, para poder establecer pautas de relación mejores.

Consejos para mejorar la relacion de pareja
Uno de los secretos para mantener una buena relación es que las dos personas que integran la pareja sepan hacerse mutuamente la existencia más agradable. Existen una serie de pautas sencillas que fomentan una relación más positiva y viva:

- Las parejas que se llevan bien son las que son capaces de reducir el conflicto mutuo. Los mecanismos son muy variados y pueden basarse en el humor, en restar importancia a ciertos asuntos, etc. Hay parejas estables que se pelean mucho pero que duran porque saben responder con ciertos mecanismos de reducción de conflictos.

-Una relación tiene mucho de intercambio, por ello es muy importante saber negociar. Todo acaba sopesándose, desde el cariño que cada uno da al otro hasta el dinero que gana. Cultivar la amistad con aquella persona con quien se convive facilita la solución de los problemas que van surgiendo de la convivencia y se fortalece de la relación. Buscar momentos para poder celebrar fechas especiales en la pareja, desde el aniversario de boda hasta la superación de momentos complicados en la propia historia.

- Sorprender a la pareja con algo agradable, sencillo que sea significativo dentro de su relación, por ejemplo hacer algo por el otro dentro de la rutina diaria, preparar algún pequeño evento.

- Intercambiar conductas agradables, para dar mayor satisfacción a la relación de pareja. No olvidarse de los pequeños detalles; como un beso, un abrazo al levantarse o al despedirse diariamente, buscar tiempo para estar solos sin los niños, decir al otro qué cosas agradables hace el otro, etc. Un aspecto importante es la relación sexual dentro de la pareja. Lo que se persigue es que el aumento de la carga positiva reduzca los intercambios negativos a medio plazo.

- Saber comunicar al otro lo que queremos trasmitirle, y ser responsable de aquello que se dice, tanto lo que nos gusta del otro como lo que nos disgusta. De esta manera el otro irá conociendo a su pareja para poder compartir sentimientos, anticiparse a sus gustos necesidades, creando símbolos, situaciones, lugares, etc que su presencia o recuerdos elicite sentimientos positivos.

- El otro debe conocer todo aquello que queramos comunicarle. El manejo de ciertas habilidades comunicativas debe asegurar que el receptor asimile el mensaje, por ejemplo, el hablante se expresa en primera persona sin culpabilizar, siendo conciso y concreto, y el oyente escucha sin emitir juicios reflejando los sentimientos del otro. Esto implica que hay que asumir la responsabilidad de lo que se dice.


Fuente: Myriam Girbau Garcia

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.