Caso Honduras divide cumbre

|

ESTORIL, Portugal. - La primera sesión plenaria de la Cumbre Iberoamericana se cerró ayer con una agenda oficial centrada en la economía y una agenda paralela en la que los 22 líderes del foro regional reunidos en Portugal fueron incapaces de consensuar una resolución conjunta sobre la crisis de Honduras.

La comunidad iberoamericana se mostró dividida sobre la legitimidad de las elecciones que el domingo dieron una amplia victoria al candidato del Partido Nacional, Porfirio Lobo, sobre el oficialista Elvin Santos.


Mientras Brasil, Argentina y Venezuela se expresaron abiertamente en contra de los comicios y sus resultados, Colombia y Costa Rica reconocieron el lunes oficialmente a Lobo como mandatario electo. España, México y Chile, por su parte, se situaron en un punto intermedio.

En el cruce de declaraciones, la representante de Honduras en la Cumbre, Patricia Rodas, la canciller del depuesto presidente Manuel Zelaya, calificó las elecciones como un intento por “blanquear el golpe de Estado” del pasado 28 de junio, pero admitió la posibilidad de abrir un diálogo entre Zelaya y Lobo para iniciar la reconciliación de su país.

Así las cosas, el encuentro de líderes regionales enfocado a la innovación y el conocimiento sigue pendiente de un documento sobre Honduras, que no termina de llegar. De momento, se desconoce si la resolución, de aprobarse, reconocerá o no la victoria electoral del candidato Lobo o, simplemente, evitará pronunciarse al respecto. “Aún existen muchos países, sobre todo en América Central, en situación de vulnerabilidad política.

Por lo tanto, Brasil no tiene que repensar el tema de Honduras”, dijo el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva. En el polo opuesto, el jefe de gobierno colombiano, Alvaro Uribe, dio por buena la victoria de Lobo, al igual que su homólogo costarricense Oscar Arias, uno de los principales impulsores de las negociaciones que culminaron en la cita electoral.

A mitad de camino entre las dos posturas, España argumentó que rechaza las elecciones, pero precisó que no puede ignorar los resultados ni el apoyo popular recibido por Lobo. El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que hace falta “un gran acuerdo nacional en Honduras, latinoamericano, centroamericano y europeo”, mientras que el canciller Miguel Angel Moratinos pidió a los miembros de la cumbre que remasen en la misma dirección. En la misma línea, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, dijo que las elecciones del domingo son insuficientes y solicitó a todas las partes implicadas que busquen un acuerdo para la reconciliación.

Por su parte, el presidente de México, Felipe Calderón, exigió el restablecimiento del orden constitucional y lamentó que los comicios no contaran con los observadores internacionales tradicionales e institucionales, la OEA y la Unión Europea.

Fuente: AP

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.