También la razón y el humanismo lo denuncian

|

En la denuncia de los problemas del mundo no tienen prevalencia los credos sobre la razón. Cualquiera que use de su razón, incluso de su conmiseración, se da cuenta de los problemas que embargan el mundo:

 Pobreza, hambre, enfermedad y miseria que cubren extensas capas de población, sobre todo en América, Africa y Asia.

 Superpoblación añadida a niveles mínimos de subsistencia


 Mortandad, infantil sobre todo, teniendo medios suficientes para evitarla

 Destrucción de medios productivos: de suelo por sobreexplotación, esquilmación o falta de fertilizantes; de herramientas, máquinas y empresas por guerras, inercia o búsqueda del beneficio inmediato; de personas, por emigraciones, incultura, abandono, destrucción de medios de vida o persecución


 El despilfarro en las sociedades avanzadas

 La extinción de especies animales por la expansión humana

 Aparición de enfermedades letales nuevas

 Persistencia de regímenes totalitarios, aún con apariencia democrática, donde la disidencia se paga muy cara, las elecciones son un simulacro y la prensa esta amordazada

 Surgimiento de nuevas formas de violencia irracional: terrorismo, asesinato asalariado, nacionalismos irracionales, autoinmolaciones fanáticas...

 Fanatismo, intolerancia y sinrazón que se oponen a cualquier intento racional de mejorar la sociedad: enfoques irreales, escapistas o místicos; oposición a medidas de control tendentes a paliar problemas tan lacerantes como el de la superpoblación en regiones sin porvenir económico; persistencia de actitudes sexistas, sobre todo en el ámbito musulmán

 Conflictos étnicos o políticos que siguen tomando como pretexto lo credos: en los Balcanes enfrentamientos entre cristianos serbios, católicos romanos y musulmanes; en Palestina, judíos contra musulmanes; en Irlanda, católicos contra protestantes; en Sri Lanka hindúes contra budistas; en Cachemira, hindúes, musulmanes y shijs entre sí; en Timor y Filipinas, musulmanes contra católicos, etc. etc.

 Las mafias de la droga que corrompe capas enteras de población

 El afán de lucro de algunas multinacionales que se benefician de mano de obra barata.

Si ya de por sí estos problemas, cuando se pretende aportar soluciones válidas, desbordan cualquier bienintencionada preocupación racional, ¿qué no pasará cuando ni siquiera existe intención de solucionarlos? (dirigentes políticos verdugos de su pueblo)

¿O cuando hay organizaciones que no ofrecen solución alguna, a no ser la resignación y la entrega confiada a un Dios que vela por ricos y pobres? (organizaciones religiosas y allegados).

Fuente: Periodista Digital

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.