Habrá segunda vuelta en Chile

|

SANTIAGO.- El millonario derechista Sebastián Piñera ganó ayer la elección presidencial chilena con 44% de votos y enfrentará en segunda vuelta al ex presidente Eduardo Frei (29%), asestándole la primera derrota a la coalición de centroizquierda Concertación desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet.

El que será ahora el inesperado árbitro para definir el balotaje el 17 de enero, el independiente de izquierda Marco Enríquez-Ominami, con 20% de los sufragios, dejó anoche a sus votantes en libertad de acción y explicó que no podía endosar a ningún candidato porque "son pasado".


"Se hace imposible que abuse de la confianza que me han dado. No tengo ninguna posibilidad de llamar a endosar votos a otro candidato. No lo haré", dijo tras reconocer su derrota.

"La vieja política está esperando señales que no va a recibir. Chile deberá elegir el 17 de enero entre dos proyectos que son más del ayer que del mañana, que son mucho más pasado que futuro. Ellos no son el cambio, ellos no son el futuro. Frei y Piñera se parecen demasiado", aseveró.

La Concertación oficialista de cuatro partidos necesita de buena parte de los votos de Enríquez-Ominami si quiere evitar que Piñera quiebre su hegemonía initerrumpida desde 1990 cuando Pinochet abandonó el poder.

Según cifras oficiales, escrutado el 98% de las mesas de votación, más atrás quedó el candidato comunista Jorge Arrate 6%, quien advirtió que no dará "un cheque en blanco" de cara a la segunda vuelta, aunque ya había anunciado el apoyo al ex presidente Frei (1994-2000).

Frei, por su parte dijo que "quiero invitar a todos los que no votaron por mí, a aquellos que tuvieron dudas, a los que votaron por Arrate y a los que votaron por Enríquez-Ominami a sumarse a esta candidatura". Quien sea el nuevo presidente sucederá a Michelle Bachelet, la primera mujer electa jefa de Estado en Chile y quien finaliza su mandato con una popularidad superior al 75%, que no pudo endosarle a Frei, a quien apoyó con todos los medios a su alcance.

El derechista Piñera, que también precisa parte de los votos de Enríquez-Ominami, se refirió de manera elogiosa al candidato independiente de izquierda al celebrar su victoria en el centro de Santiago. "Siempre le he reconocido a Marco su gran vitalidad y comparto con él la visión de que la Concertación está agotada, tiene fatiga de material", señaló, haciendo un guiño al candidato independiente de 36 años.

Andrés Allamand, senador y uno de los portavoces de la campaña de Piñera, señaló que esta elección "hay que jugarla hasta el final, pero ésta es una ventaja extraordinaria, y vamos a seguir trabajando con fuerza y humildad".

En la campaña de Frei se vivía un aire optimista. Jorge Pizarro, jefe de campaña, dijo que "esta elección, se ganará voto a voto”.

Fuente: AFP

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.