Estudio revela por qué el cuerpo femenino almacena grasa de modo distinto al masculino

|

La pubertad femenina y la fase inicial del embarazo, periodos en que los niveles de estrógeno son muy elevados, pueden ser vistas como estados en los que conviene almacenar eficazmente grasas en preparación para la fertilidad, para el desarrollo fetal y para la lactancia.

Los resultados de este nuevo estudio pueden tener implicaciones sobre los consejos dietéticos dados a las madres durante el embarazo, y sobre el diseño de regímenes de ejercicios.



Desde la perspectiva del balance de energía, no hay explicaciones de por qué las mujeres deban ser más obesas que los hombres, sobre todo si tenemos en cuenta que los hombres suelen consumir más calorías proporcionalmente.
De hecho, las mujeres queman más grasas que los hombres al hacer ejercicio físico, pero a lo largo de los días no pierden mucha grasa corporal pese a realizar ejercicio, lo que indica que las mujeres almacenan grasas más eficientemente en otros momentos, contrarrestando en parte la pérdida de grasas lograda con el ejercicio.
La pregunta es: ¿por qué existe esta paradoja? Una respuesta obvia es que el almacenamiento de grasa en las mujeres les reporta un beneficio evolutivo.
Sin embargo, se necesita investigar más para lograr esclarecer debidamente el papel que desempeña el estrógeno en la regulación de la grasa corporal.
O'Sullivan señala que aunque los efectos del estrógeno sobre la oxidación de los ácidos grasos después de comer reportan un mecanismo para la acumulación de grasa, los hallazgos no explican el por qué algunas mujeres son obesas.
Los factores que contribuyen a la obesidad son complejos, e incluyen factores genéticos y ambientales.

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.