La dependencia del móvil de los jóvenes

|

Investigadores del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), están trabajando con el objetivo de tener un mayor conocimiento de las pautas de uso del teléfono móvil y el grado de dependencia del mismo entre los adolescentes de la Comunidad de Madrid.

La influencia que los medios de comunicación tienen en la sociedad actual es de tal magnitud, que han cambiado nuestra forma de vida y se han convertido en verdaderos competidores de la familia y la escuela en la formación y educación de los niños, y de forma especial en los adolescentes.



Podemos decir que las tecnologías de la información y la comunicación han llegado a ocupar un papel central en la vida diaria de niños y adolescentes.
El impacto de los teléfonos móviles es tal vez más visible que el uso de Internet entre los adolescentes, los cuales se están convirtiendo en los principales usuarios de los distintos servicios que ofrece la telefonía móvil en la actualidad.
Según el Instituto Nacional de Estadística, en 2006 el 98% de los jóvenes españoles entre 16 y 24 años lo usaba habitualmente.
Pero al mismo ritmo que aumenta el consumo de estos dispositivos aumentan los problemas de uso intensivo y adicción a los mismos; y en un porcentaje muy importante se trata de usuarios muy jóvenes. Sin embargo, en la actualidad hay pocos estudios sobre su uso en adolescentes y menos aún sobre la relación entre la utilización del móvil y los comportamientos peligrosos para la salud.
El trabajo realizado por Mercedes Sánchez-Martínez y Ángel Otero del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la (UAM) y publicado en CyberPsychology & Behavior (Cyberpsychol Behav. 2008 [Epub ahead of print Dec 10.]), se llevó a cabo sobre 1.328 adolescentes con edades comprendidas entre 13-20 años, escolarizados en 9 Centros de la Comunidad de Madrid durante los meses de enero-abril 2007.
La edad media de la muestra de participantes fue de 15,7 años.
El uso intensivo del teléfono móvil se asoció con el sexo femenino, ir a una escuela de ámbito rural, buena economía familiar, fumar tabaco, consumo excesivo de alcohol y presentar síntomas depresivos. La dependencia del teléfono se asoció, sin embargo, al fracaso escolar.
Las características de la población de adolescentes estudiadas es similar a la media española. El promedio de edad del primer teléfono móvil en el estudio fue de 12 años, una edad a la que puede que no hayan desarrollado suficientemente buen juicio para hacerlo de manera responsable.
El gasto mensual se estimó en 15 euros y son las chicas las que hacen un mayor uso del mismo. Siguen siendo los mensajes cortos (SMS), la función más utilizada de este dispositivo entre los adolescentes.
Alrededor de la mitad de los jóvenes en nuestro estudio, manifestaron llevar el teléfono móvil a la escuela y casi la mitad de los mismos lo mantuvieron encendido en clase.

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.