Religión: Persignarse trae protección divina

|

Este acto que la gente hace casi de forma mecánica guarda todo un significado de protección divina. Cuando las personas invocan al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, también entran en contacto con los ángeles y obtienen protección divina.

“En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo”: Cada vez que alguien se persigna o santigüa también llama la protección de los ángeles.



La experta en ángeles, Ana Francisca Cardona explica que “la gracia divina de la persignación es dada por los nueve coros de ángeles.
Los del Padre son los querubines, serafines y tronos, los del Hijo son las potestades, los poderes y las virtudes y los del Espíritu Santo, vienen los ángeles, arcángeles y los príncipes que manejan los cuatro elementos”.
Y el amén es, así sea, es decir, bienvenidos como protección divina.
“Si todos los días entendiéramos que estamos comunicados en esta santísima trinidad, estaríamos protegidos y liberados de a cualquier mal”, agregó Ana Francisca Cardona.
Cuando una persona se persigna frente a una iglesia logra establecer contacto espiritual con todo el significado que tiene al interior de cada ser.


Fuente: RCN

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.