La tecnología está para que no se vea

|

Máquinas y usuarios 'trabajan' de manera simultánea para que la Red sea un lugar más cómodo, práctico y útil.
Y las grandes compañías de Internet se esfuerzan en buscar maneras más eficaces de encontrar lo que uno busca.

En un espacio en el que se acumula y circula cantidades inmensas y crecientes de información, con más de 230 millones de sitios web -y creciendo-, ¿cómo funcionan las 'tripas' de la búsqueda en la Red?.
En un encuentro durante la Conferencia Mundial WWW en Madrid, el profesor Prabhakar Raghavan, matemático de Stanford e investigador en Yahoo!, señaló que existen dos caminos para mejorar las búsquedas.
Por un lado está el del aprendizaje automático de máquinas, que es el funcionamiento habitual del algoritmo de búsqueda, en el que se ha trabajado siempre y se sigue trabajando para mejorarlo.
El resultado que arroja determina el ránking de una búsqueda, es decir, la posición de un resultado. La idea es ajustar al máximo el resultado a lo que el usuario quiere encontrar con una consulta.
Factor humano
Por otro lado, se trabaja en los resultados en sí a través del comportamiento de los usuarios, tanto quienes buscan como quienes quieren ser encotrados.
Aquí entra en juego la Web 2.0, la participación activa de dichos usuarios. "Aquí encuadraríamos herramientas como SearchMonkey, con la que los desarrolladores pueden decidir qué información ofrecer a los usuarios del buscador, de manera que se mejora la presentaciónde los resultados", comenta Raghavan.
En este caso, se trata de abrirse a la colaboración de terceros a los que se les provee de herramientas para que usen recursos y creen sus propios buscadores, interfaces, etc.
"De esta manera es más útil para todos", afirma el profesor Ricardo Baeza-Yates, ya que quien busca algo concreto haya mejores resultados, y quien quiere ser encontrado se esfuerza para aportar una mayor utilidad.
Búsquedas semánticas
Uno de los últimos desarrollos que han salido del centro de Yahoo! en Barcelona, que dirige Baeza-Yates, es un buscador llamado Correlator que realiza "búsquedas semánticas de poca profundidad" en la Wikipedia capaz de relacionar términos diferentes.
"Lo que queremos lograr es, por ejemplo, establecer la relevancia a través de lo que quieres conseguir, los fines, y no tanto a través de la persona que busca", apunta.
La propia interfaz del buscador ofrece resultados que se pueden vincular en una línea temporal, en un mapa, en noticias o en Yahoo! Answers. Baeza-Yates comenta que "la próxima revolución en las búsquedas está en la Web 2.0, en la manera de aprovechar la redes sociales y sus contenidos, lo que piensan los usuarios y sus amigos, etc, pero aún no se ha encontrado la manera de usar esa experiencia para mejorar el buscador".
Ahora que Internet es más participativo que nunca, ¿que pueden hacer los usuarios para contribuir al esfuerzo de "ordenar" el caos de Internet? Tanto Raghavan como Baeza-Yates sonríen. "Quienes más saben son quienes menos tiempo y menos paciencia tienen para explicarlo, así que es complicado", afirman.
Al fin y al cabo, de lo que se trata es de poder hacer una consulta de manera natural y recibir una respuesta lo más satisfactoria posible, sin tener que pensar en cómo hacer la pregunta o qué términos utilizar.
"La tecnología está para que no se vea", concluyen los científicos.
Fuente: Mundo.es

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.