Cómo conseguir que sus empleados hagan su trabajo

|

¿Le ha pasado alguna vez dejar una tarea para su empleado y, al regresar, encontrar que no la ha hecho? ¿Presiente que aquellos que están bajo su mando no tienen en realidad ganas de hacer su trabajo, y ni siquiera lo harían del todo bien aunque usted les pague más?

En algunos casos, si siente que el trabajador es, sencillamente, un irresponsable, no habrá mucho para hacer, salvo desvincularlo de la organización. Pero en otros, puede que se trate más de un problema de motivación que de desempeño, y es por eso que podrá modificarse tomando algunas medidas.


Como empleador o director de una organización, debe saber que está en sus manos modificar el problema de los empleados con bajo rendimiento. Y debe saber también que, con su acercamiento a la situación, puede hacer mucho más de lo que cree.

En esta nota, le ofrecemos cuatro sugerencias para motivar a sus empleados o subalternos, de modo que ellos den todo lo que tienen de sí, para usted mismo y/o su compañía.

1. El nombre, lo más importante que uno puede tener
En primer lugar, aprenda sus nombres y úselos cada vez que se dirija a ellos. Habrá oído el dicho, “la palabra más agradable en el mundo es su propio nombre”. Esto es muy cierto. La gente piensa que se la quiere y cuida cuando se la llama por su nombre.

Es algo individual, y la hace sentirse diferente al resto, única en su tarea. Sus empleados responderán mejor cuando los tome como individuos particulares, y sepan que usted está enterado de quienes son ellos.

2. ¿Qué piensan de su trabajo?

Esto último nos deriva al segundo punto. Sepa que piensan ellos. Pregúnteles acerca de cómo ellos trabajarían mejor, que les gustaría cambiar en su modo de trabajar, en su ambiente de trabajo, e incluso, lo que ellos disfrutan de hacer en su tiempo libre.

Conózcalos también a un nivel personal. Aprenda a cuidar de ellos. Si sus empleados o subalternos sienten que usted los quiere y cuida, y que cuando ellos le puedan confiar un problema usted los tomará en consideración, muy probablemente también tratarán de mejorar en su ambiente de trabajo, como una forma de retribución.

Siempre se tienen empleados más responsables y eficientes cuando se logra hacer del ambiente de trabajo el mejor lugar posible. La mayor parte de las veces, la gente trabaja mejor en un lugar más agradable, cuando siente que su trabajo también los satisface, y que no lo están haciendo solo por la paga.

3. El enfoque sándwich
El tercer punto, tiene que ver con las necesidades de corregir a un empleado. Si siente que está disconforme con el trabajo que el mismo realiza, y necesita rectificarle algunas cosas, utilice el enfoque sándwich.

Esto implica decirle a la persona algo bueno acerca de su desempeño, pedirle mejorar algo y entonces volver a decirle otra cosa que hace bien. Verá que bastará con una insinuación sutil acerca de lo que necesita ser mejorado, para que sus empleados inmediatamente lo hagan.

Sucede que cuando se sienten halagados, los empleados harán todo lo que puedan para mejorar su desempeño, y demostrar que usted no se ha equivocado al elogiarlos.

Por otra parte, se sabe que muchas veces la gente llega a ser lo que los demás esperan de ellos. Si se les demuestra que es buena, dándoles más cumplidos que críticas, una persona tendrá más confianza en sí mima, y se esforzará también por mejorar su conducta, hasta que no haya motivos de reproche.

4. La importancia de la motivación

Y esto nos lleva al último punto, el del elogio como arma de motivación. Tome al trabajador más flojo que tenga, y comience a buscar las cosas que él hace correctamente. Alábelo por lo menos en una cosa cada día, y verá que su desempeño crece.

Esta persona trabajará para lograr esos cumplidos. La gente necesita ser incentivada en su desempeño, sentir que hace algo importante, y lo hace bien. Cuándo esto sucede, los empleados se motivan a hacer las cosas mejor, porque se les ha demostrado que son capaces de hacerlas, y porque no desean defraudar o desilusionar, demostrando lo contrario, a quién le ha dado estos cumplidos.

Si sigue estos principios generales, sus empleados sentirán que más que un jefe tienen un cuidador que se interesa en ellos, los cuida e incita al progreso, y comprenderán cuan importante es desarrollar un buen desempeño. Entonces, y sólo entonces, darán todo lo que tienen de sí por usted y/o su compañía.

Fuente: En Plenitud

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.