Lo enmascaren como quieran, el mal destruye a Dios

|

El mal es el mayor obstáculo para aceptar emocionalmente a Dios. De hecho Dios se esconde de pura vergüenza ante el mal que, quiérase o no, o es producido o es consentido por él.

En una tertulia colectiva con el profesor Tierno Galván se me abrieron un tanto mis juveniles ojos que yo en aquel tiempo tenía algo entornados, con una idea lapidaria que, más o menos, decía así: Tomás de Aquino deduce a Dios a partir del bien que hay en el mundo; pero cualquiera ve que el mal abunda tanto o más que el bien... ¿Tengo que deducir que, por lo mismo, Dios no existe?


No estaba ni estoy de acuerdo en que "el mal abunda tanto o más que el bien". De hecho sigo pensando que el 90%de la gente, o más, es buena. Sin embargo eso no quita fuerza al argumento.

Es fácil achacar el mal al hombre cuando éste lo produce directamente. El odio, la avaricia, el afán de poder... ¡todo tan satánicamente humano! Pero... ¿y ese niño que nace con el corazón roto? ¿y el cáncer linfántico de la hija adolescente de mi amigo? ¿y la riada que se lleva un pueblo entero? ¿y los temblores de tierra que sepultan en el barro villorrios mal asentados? Sí, puede que el pecado... ¿pero tan grandes han sido sus pecados para recibir como castigo un cáncer de pulmón?

A propósito hemos dicho arriba “emocionalmente”, porque ya el argumento racional de Epicuro, trescientos años antes de nuestra cuenta, es incontestable para desechar cualquier idea de que tal Dios pueda existir.

Es bien conocido, pero lo traemos aquí para quien no lo recuerde:

O Dios quiere abolir el mal y no puede,
o bien puede pero no quiere,
o no puede y no quiere.
Si quiere pero no puede, es impotente.
Si puede pero no quiere, es malvado.
Pero si Dios puede y quiere abolir el mal, ¿por qué hay mal en el mundo? ¿por qué no lo hace? (1)

El mal contradice la esencia de Dios. Y sin esencia, no hay existencia.

Por favor, absténganse de citarme los números 272 ss, 309 ss, 1706 ss, 1789 ss... del "Catecismo de la Iglesia Católica. Asociación de Editores". Ya los he leído y ahí no hay "argumentos ni emocionales ni racionales" --el hombre--, ahí hay, ay, un enorme "trágala".

(1) Ya alguno habrá pensado que este argumento no contradice la existencia de Dios, porque
a)Dios podría ser efectivamente malvado;
b)Dios podría o ser limitado o bien haberse puesto leyes eternas autolimitadoras;
c)Dios podría ser indiferente al sufrimiento humano.

Fuente: Periodista Digital

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.