Metáforas contra teología o el dolor como pretexto

|

Con harto "dolor" y no de corazón no puedo prescindir del morbo de las pegatinas: aquí va la que ha podido salir tan a deshora.

La metáfora que sirve a Dios. Como no saben qué decir ni cómo justificar el mal, se lanzan por derroteros metafóricos. Copio de un libro piadoso:

El dolor es el megáfono de Dios para despertar a un mundo adormecido.


Frases ingeniosas todos sabemos decirlas a poco que nos quedemos un poco “traspuestos”. Entorno los ojos y digo:

La ceguera a las cosas de la vida, es el despertador del corazón adormecido: sólo falta que no lo apagues cuando suena...
La música de Dios enciende mis mañanas...
La lluvia de lo divino esponja mi corazón...
El relámpago es el guiño de Dios en la naturaleza...
En la bicicleta de la vida pedaleo hacia Dios...

Podrían ser mejores.

Donde hay una metáfora, pronto crecen las teologías: ¿el mal tiene alguna finalidad esotérica distinta a su esencia maligna?.

El mal, sencillamente, es; puede tener causas, obedecer a intereses, pretender... ¿pero tiene alguna finalidad filosófico-teológica?.

¿Qué finalidad tiene mi dolor de... dolor de la vida que se amontona? ¿El que se lo ofrezca a Dios por la salvación --eterna, por supuesto-- de los negritos de Burkina Faso? Ya lo he hecho y el dolor sigue ahí; ya he gritado “hágase tu voluntad y no la mía”, y el dolor sigue ahí; ya he pedido perdón y ofrecido este dolor como penitencia, pero el dolor me impide pensar más... Entiéndase en tercera persona del beato penitente de su propio sufrimiento.

¡Maldita pastilla que me ha estorbado meditación tan provechosa, cuando ya empezaba a despertar de mi adormecimiento!. Metáforas contra teología.

Fuente: Periodista Digital

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.