Cómo nadar a través de la arena

|

El lagarto de arena, Plestiodon reynoldsi, es famoso por su habilidad para nadar a través de la arena a profundidades de hasta 10 centímetros. Esto resulta curioso puesto que aunque la arena a veces actúa como un fluido, también actúa como elemento sólido y llega a soportar grandes cargas, como por ejemplo el paso de un ser humano. Por tanto, ¿cómo consiguen nadar los lagartos de arena?

Takashi Shimada, desde la Universidad de Tokio en Japón, y junto a un grupo de colegas, acaba de revelar hoy el secreto. Afirman que la acción de nado de los lagartos de arena se aprovecha de la naturaleza semifluídica de la arena ADEMÁS de su capacidad para actuar como un sólido. Para hacer una simulación de cómo se produce este proceso, Shimada y sus colegas han construido un modelo informático.


El modelo consiste en dos bolas enterradas en la arena y unidas entre sí por un muelle. Las bolas se pueden inflar y desinflar para cambiar su tamaño. Cuando son pequeñas, pasan de forma relativamente sencilla a través de la arena. Sin embargo cuando la bola es grande, los granos la entorpecen y se vuelven sólidos.

Shimada y sus colegas demostraron que el par de bolas se pueden mover a través de la arena utilizando un movimiento del tipo "empújame a mi-yo tiro de ti". La bola inflada crea un ancla a partir del cual la bola desinflada se puede mover a través de la arena. Por tanto, y al alternar el estado de la bola inflada y la desinflada mientras se empujan y tiran entre sí, ambas bolas son capaces de moverse a través de la arena. El equipo ha publicado varios vídeos del movimiento aquí.

Por lo que parece, el movimiento de un lagarto de arena no es muy distinto a todo esto. Tiene la capacidad de expandir su cuartos traseros y después empujar su cabeza con forma de cuña a través de la arena que tiene enfrente, lo que provoca el movimiento por la arena.

(Sin embargo, los lagartos de arena también poseen un movimiento ondulatorio del que aún se desconocen todos los detalles.)

No obstante, Shimada y su equipo han creado una simulación de gran calidad que puede que acabe resultando útil. Afirma que esta técnica puede que ayude a la creación de robots capaces de cazar minas colocadas por debajo del terreno desértico. Sin embargo, hasta que no lo veamos no nos lo creeremos.

Fuente: Rechnology Review

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.