El Poder Que Le Damos A Nuestros Pensamientos Y Su Influencia En Nuestro Cuerpo

|

Es importante hacerse consciente de lo que estamos pensando e inmediatamente observar como afecta a nuestro cuerpo. Te sugiero prestar mayor atención a tus pensamientos ¿cuál es el pensamiento que tienes al levantarte? Porque así ya estarás programando tu cuerpo y estado de ánimo para el resto del día.

Ciertamente nuestra vida diaria está llena de pequeños acontecimientos que muchas veces podemos llegar a convertir en episodios traumáticos si no tenemos el control de nuestros pensamientos y una forma de lograrlo es darnos cuenta qué es lo que estamos pensando, si es positivo o no y si es útil gastar nuestra energía en ese pensamiento. Nuestro mayor indicador será el estado emocional que genera ese pensamiento.


Nuestra mente es poderosa y hace fielmente lo que le indicamos. Es obediente, ágil, rápida y tiene una excelente memoria, es tan así que puede llegar a producir efectos en el organismo con sólo imaginar o pensar en algo que puedas hacer. Te pido que imagines por un momento que vas a la cocina de tu casa, abres la puerta de la nevera o heladera y sacas un limón, cortas el limón y lo llevas a tu boca para dejar caer unas gotitas en tu lengua ¿qué pasó? ¿Inmediatamente sentiste que salivaste? Te diste cuenta que con hacer este pequeño ejercicio ya tu organismo experimentó sensaciones. Y lo más interesante es ¿dónde está el limón? Tu lo imaginaste! Esto es una prueba de lo que podemos experimentar a diario en nuestro organismo cuando constantemente creamos y recreamos situaciones en nuestra mente.

Está comprobado científicamente que la alegría y la felicidad, así como la risa ocasionan impulsos eléctricos en el cerebro que liberan hormonas que fortalecen nuestro sistema inmunológico. Del mismo modo la ira, el resentimiento y el odio provocan la liberación de hormonas que agotan el sistema inmunológico natural. Es momento que empieces a tomar conciencia de cuáles son tus pensamientos y la manera de cómo influyen en tu cuerpo. Te invito a reflexionar en lo siguiente ¿Quién dirige tus pensamientos? ¿Tú o tus vivencias?

Un pensamiento genera una emoción y de inmediato va a producir en ti un comportamiento. Tú eliges tus pensamientos. Analiza si te están ayudando en tu vida para sentirte bien. Recuerda que pensamientos de rabia, rencor y miedo van a afectar tu organismo desgastándolo y produciendo enfermedades. Pensar lo mejor en cada situación te va a ahorrar mucho desgaste emocional. Si logras controlar tus pensamientos negativos, tus comportamientos cambiarán.

Tenemos una mente extraordinaria con una habilidad increíble para aprender. Piensa cuantas cosas has logrado gracias a los pensamientos positivos que has tenido. Tú decides si cada día estará lleno de buenos pensamientos y buenas sensaciones, tu cuerpo te lo agradecerá, le darás bienestar y te sentirás más saludable. Más allá de las circunstancias ten presente que el poder siempre está dentro de ti.


"Nuestro cuerpo es nuestro jardín, y nuestra voluntad es el jardinero"
Willian Shakesperare



Hasta la próxima!

Fuente: Heiddy Sulbarán , PNL & Coach
www.heiddysulbaran.com

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.