Me Mata La Impaciencia

|

Queridas lectoras y amigas me disculpo con ustedes por el tiempo que tengo sin escribir, por razones personales no había podido terminar este articulo pero, pienso que bien ha valido la pena la espera. Esta vez continúo con la siguiente en la lista de las cualidades de una mujer exitosa y es nada más y nada menos que la PACIENCIA.

La paciencia es un ejercicio de amor, confianza y humildad que nos hace crecer como personas, no es pasividad como muchos piensan, el hecho de no reaccionar o un simple aguantarse es símbolo de fortaleza, el aceptar con serenidad el dolor y las pruebas que debemos superar, nos hace crecer internamente y actuar con firmeza ante las contrariedades que se presentan en la vida.


Pienso que la paciencia es una virtud que no todos poseemos, yo en particular solía ser muy impaciente, quería resultados inmediatos, todo para ayer como solía decir, toda esa impaciencia trajo consigo ansiedad, frustración, decepción y hasta desilusión, al no lograr todos mis objetivos a corto plazo, ¿sabes que amiga? le hacía tantas peguntas a Dios, que por supuesto no eran respondidas inmediatamente cuando yo quería, lo cierto es no me quedo más remedio que tener paciencia y esperar por mis respuestas con mucha fe y humildad hasta que el TIEMPO DE DIOS me llego y que crees recibí todas mis respuestas una tras otra, apenas si tenía tiempo para procesarlas, aquello fue toda una revolución, mi vida cambio del cielo a la tierra en tan solo un año, que perfección solo tenía que tener un poco de paciencia, seguir siendo positiva, seguir siendo proactiva, seguir cultivando mi crecimiento personal sin desmayar, siempre haciendo las cosas con entusiasmo y con mucha paciencia.

La mayoría de las veces las prisas nos impiden disfrutar del presente, de cada instante en nuestras vidas que solo es posible disfrutar con una buena dosis de paciencia.

La paciencia es una cualidad que nos permite ver con claridad la causa de los problemas y la mejor manera de solucionarlos, es la que "NO" permite que nos llenemos de ira frente a una situación que nos molesta, nos lleva a aceptar la vida tal como nos ha tocado vivirla y me refiero a todos aquellos acontecimientos que están fuera de nuestro control; también creo que es una característica de la madurez, con el pasar de los años aprendemos a darle tiempo a las cosas para que se den, siempre afrontando la vida con optimismo, tranquilas, alegrándonos de nuestros triunfos y aprendiendo de nuestros fracasos.

TIPS PARA CULTIVAR LA PACIENCIA
1.-
Ten paciencia contigo misma: la persona que vive el valor de la paciencia, posee la sensibilidad para afrontar las adversidades conservando la calma y el equilibrio interior, logrando comprender mejor el origen de las circunstancias, proyectando paz y armonía a su alrededor.

2.- Ten paciencia con todos los que te rodean. Tus hijos: Cuando sientas que estas comenzando a perder la paciencia, detente inmediatamente, ve a tu cuarto, lávate la cara, respira profundo y cambia el curso de la circunstancia, jamás pero jamás le pierdas la paciencia a tu hijo, evita la ira a toda costa, porque serás la única que llevara ese dolor dentro de sí, los hijos son tan bondadosos, son los que te dan la felicidad, no les crees un mal recuerdo o un trauma que llevaran consigo el resto de su vida, solo porque un día perdiste la paciencia.
Tu familia: cada quien tiene su carácter y el solo hecho de amarlos nos debe llevar a aceptar y respetar la forma de ser de cada quien, y si el amor no es el que nos mueve, pues que sea el respeto, pero jamás te enfrentes a un familiar esa es una batalla perdida y que no tiene gratificación alguna.
Compañeros de trabajo: Siempre hay uno que otro compañero que no nos agrada o que trata de hacernos la vida imposible, jamás le des oportunidad a la ira de que actué por ti, coloca tu humildad y tu respeto ante todo y veraz como la persona aprende y cambia su actitud hacia ti, pero debes ser muy paciente ya que estos cambios internos no se dan de un día para otro. Vendedores, taxistas, cualquier empleado con el que tengas que lidiar: Ponte en el lugar de esas personas, no sabemos cómo ha sido su día, o que problema puedan tener en sus hogares, si tienen malas caras o no se dirigen a ti de manera cortés, simplemente respóndeles con una sonrisa, lo más probable es que les alegres el día.

3.- Ten paciencia con todos aquellos acontecimientos de tu vida: Enfermedad, pobreza, decepción amorosa, perdida de un ser amado, hasta las adversidades de menor importancia pero que se presentan en tu día a día: la mala recepción de tu celular, el trafico congestionado que te hace llegar tarde a cualquier lugar, el hecho de que se te olvide algún material del trabajo, una visita inesperada, que se te quema la comida, que se te daña el carro cuando más lo necesitas y pare usted de contar, todas las cosas que pueden pasar, ¿Por qué disgustarte innecesariamente?, si le das demasiada importancia a estas cosas, jamás tendrás vida, agarrado rabias todos los días. Cuando te encuentres frente a una situación que te moleste, respira profundo y pregúntate si realmente vale la pena mortificarte, piensa en algo que te agrade y listo pasa la pagina, ocúpate de los asuntos serios de tu vida como ayudar a tu hijo a aprender a leer, ahorrar para la casa que deseas comprar o el negocio que quieres emprender, en fin concéntrate en tus objetivos y reserva tus energía para lograrlos.

Un ejemplo interesante y muy conveniente sobre la paciencia es el hecho de ahorrar dinero, ya que no importan las cantidades ni la frecuencia con que se acumulen, la constancia nos lleva a reunir la suma necesaria para adquirir el carro último modelo que anhelamos, ese viaje que tanto deseamos, la casa de nuestros sueños, etc. Si quitamos la vista del objetivo, terminaremos por gastar lo poco que hemos reunido, y nuestra meta será cada vez más lejana e inalcanzable, así que el deseo y la paciencia nos dan la fortaleza necesaria para no gastar y resistir el impulso de comprar cualquier cosa que nos guste y por ende lograr nuestro objetivo.

El tener paciencia siempre nos dará frutos: mantener y mejorar las relaciones con la pareja y los hijos, amistades, familiares, compañeros de trabajo, nos ayudara a obtener los resultados que deseamos en todos aquellos proyectos en los que hemos dedicado tiempo y esfuerzo.

Fuente: Daila Pineiro

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.