Pornografía En Internet, ¿Pasatiempo Inofensivo?

|

Piense en cuántas personas utilizan internet todos los días alrededor del mundo. ¡Millones! Podemos decir que la gran mayoría utilizan la red para estar al día con los acontecimientos mundiales, para operaciones comerciales, hacer investigaciones o simplemente comunicarse con sus familiares y amigos en otras partes del planeta.

Sin embargo, muchos otros se conectan a internet con un motivo diametralmente diferente: ver pornografía.


Se le ha llamado de diferentes maneras: cibersexo, ciberporno o pornografía virtual. La pregunta es: ¿por qué mucha gente accede a ella? Por que atreverse es muy fácil. Estamos de acuerdo que para muchos requiere valor entrar a una libreria o a un video club y contemplar material pornográfico para después tener que pagar por él a la vista de otras personas.

Con la pornografía virtual la persona está por lo regular en la intimidad de su casa u oficina y puede examinar con toda calma todo el material erótico que desee con solo dar un clic en el ratón.

Ahora bien, el surtido erótico que se ofrece en la red es interminable. Si usted tiene una cuenta de correo electrónico, es muy probable que haya recibido ya más de una invitación para tener acceso a algún sitio porno "gratis". Sí, es un bombardeo.

Muchos consideran el cibersexo como un pasatiempo inofensivo, como solo una forma de entretenimiento. ¿Es realmente así? Veamos.

No son aislados los casos en que una persona abandona a su pareja por irse con alguien que conoció en la red, en sitios de contenido sexual. Además, la pornografía tiene efectos adversos en la conducta humana -a decir de los expertos.

Lo cierto es que la afición por el cibersexo impide que la persona desarrolle relaciones estrechas con otros individuos pues mientras satisface su afición no quiere gente a su alrededor.

La tendencia es a fantasear con las imágenes que ven y la fantasía no prepara a nadie para cultivar relaciones estables y duraderas, ni ayuda a desenvolverse en un mundo real. En algunos casos quienes contemplan la pornografía tienen incluso dificultades para disfrutar de relaciones sexuales normales con su pareja. En el menor de los casos, la persona tiende a imaginar que está con quien vió en pantalla y esto lleva poco a poco -de forma inconciente- a considerar a la pareja como un objeto de placer nada más. En su mente tuvo una relación sexual con alguien distante, con una imagen proyectada.

En otras personas el efecto va más allá Algunos no solo tienden a ser más retraídos sino que también se vuelven más agresivos con quienes les rodean.

Si esto ocurre con algunos adultos...¿Qué efecto se puede esperar en las mentes más jóvenes? Es muy lamentable que muchos de los observadores del ciberporno son niños. Ellos también pueden tener acceso a estos sitios con solo unos cuántos clics.

Si es usted un padre preocupado en que sus hijos se mantengan alejados de la pornografía virtual, a continuación se ofrecen unos consejos útiles.

Si hay una computadora en casa con acceso a la red lo primero que se debe hacer es instalarla en una habitación accesible para todo miembro de la familia (la habitación de su hijo puede ser demasiado privada). Familiaricese con los programas que usan sus hijos. También puede valerse de los servicios que clasifican los sitios de la red según su contenido.

Estas medidas son las más fáciles, pero desgraciadamente la protección que brindan es limitada pues ningún padre en el mundo puede saber con certeza qué hacen sus hijos las 24 horas del día. Un niño pudiera tener contacto con la pornografía en una computadora de la escuela, en casa de un compañero, o por medio del teléfono celular.

Puesto que la mayoría de los niños que han tenido contacto con la pornografía lo han hecho por simple curiosidad, lo mejor que podemos hacer los padres es hablar con ellos abiertamente e informadamente sobre sexualidad y no desviar la mirada o fingir no haber escuchado las preguntas de nuestros hijos y salir del paso cambiando el tema. Esta medida es la más difícil de adoptar, pero la que mejor funciona.

Tengamos siempre en mente que internet puede ser un instrumento muy valioso. Pero, al igual que a un cuchillo, puede dársele un mal uso.

Fuente: Juan José Pérez


ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.