Tomar Café: Ayuda a no sufrir de demencia

|

Investigadores de la Universidad de Kuopio (Finlandia), del Instituto Nacional de Salud Pública (Finlandia) y del Instituto Karolinska (Suecia) se marcaron como objetivo estudiar la relación entre el consumo de café y/o té y el riesgo de padecer demencia o Alzheimer durante la vejez.
El equipo del estudio CAIDE («Factores de riesgo cardiovascular, envejecimiento y demencia») seleccionó a participantes todavía vivos que anteriormente habían sido evaluados en una investigación de población llevada a cabo por el proyecto North Karelia y el estudio FINMONICA en los años 1972, 1977, 1982 o 1987.

Cerca del 71% (1,409 participantes) de las personas evaluadas en estos estudios se volvieron a someter a examen en 1998. El equipo descubrió que 61 participantes padecían demencia y 48 sufrían Alzheimer.

Nos propusimos estudiar la relación entre el consumo de café y té durante la mediana edad y el riesgo de padecer demencia o Alzheimer en una etapa posterior en la vida porque todavía no se conoce el efecto a largo plazo de la cafeína en el sistema nervioso central. Además, los procesos patológicos que conducen al Alzheimer pueden comenzar décadas antes de la manifestación clínica de la enfermedad», explicó la investigadora principal Miia Kivipelto de la Universidad de Kuopio y el Instituto Karolinska.

De acuerdo con el equipo de investigación, el examen durante la mediana edad empleado en el estudio evaluó el consumo de café y té mediante un cuestionario de frecuencia de consumo de alimentos semicuantitativo, validado con anterioridad. Clasificaron el consumo de café en tres grupos: bajo cuando se tomaban entre ninguna y dos tazas, moderado entre tres y cinco tazas y elevado cuando el número de tazas de café consumidas era de cinco o más.
En relación al consumo de té, los investigadores dividieron a los participantes en dos grupos: no consumidores si no tomaban ninguna taza al día y consumidores cuando tomaban una taza al día.

Según los resultados del estudio, los investigadores descubrieron que los bebedores de café de mediana edad tienen menor riesgo de sufrir demencia o Alzheimer durante la vejez que los que no bebían o bebían muy poco café.
Los datos también mostraron que el riesgo de los consumidores moderados de café era el menor (65%).

Los investigadores llevaron a cabo ajustes debido a una serie de variables que inducían a confusión pero no se produjeron cambios en los resultados.
El equipo también descubrió que beber té era un acto más bien extraordinario en la mayoría de los participantes por lo que no se establecieron relaciones entre el té y la demencia o el Alzheimer.
«Este descubrimiento debe confirmarse mediante otros estudios, pero abre la puerta para que se modifique el riesgo de padecer Alzheimer o demencia mediante intervenciones dietéticas».
Fuente: Cordis

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.