Buscando La Espiritualidad

|

La vida es tan fugaz como un arco iris, como un relámpago o como una estrella del alba.Sabiendo esto, ¿Cómo puedes pelear?

Imagina que todos los hombres del mundo han recibido la iluminación menos tú. Todos ellos son maestros tuyos, y cada uno hace justo las cosas apropiadas para ayudarte a aprender la paciencia perfecta, la sabiduría perfecta, la compasión perfecta


Todo parece indicar, que cada vez más las personas irán despertando en búsqueda de la espiritualidad, de liberarse de las fantasías del materialismo, de todo aquello que no les proporciona la felicidad, que no le genera progreso, evolución en su espiritualidad. Cada vez , se dan cuenta que se puede tener todas las riquezas, pero siempre se manifiesta un gran vacío que no han podido llenar y no quieren seguir viviendo de esa manera, dependenientes de lo material, del gozo transitorio.

Al respecto de este movimiento, que ya se está manifestando en algunos países, en los países capitalistas, los que se están desarrollando, nos aporta un interesante escrito Laura Di Marco, publicado en el Diario La Nación de Buenos Aires, que en el 2008, el libro de Ari Paluch, Combustible Espiritual, se convirtió en best seller con 140 mil ejemplares vendidos, después del éxito del segmento radial sobre espiritualidad cotidiana que el popular periodista insertó, hace ya unos años, en el magazine de actualidad que conduce.

En la misma línea, el yoga, que hace apenas 25 años se consideraba como una práctica extravagante, propia de hippies o sólo para la tercera edad, pasó a transformarse en una tendencia mundial: en Argentina, como en el resto del mundo, se vive una verdadera "yogamanía", proliferan los centros de instrucción, cada vez más empresas incluyen programas de yoga para sus empleados y hay más variedades de propuestas que incluyen la inmersión en la práctica, desde encuentros hasta "viajes yóguicos".

En qué clase de búsqueda está embarcada la clase media urbana, o al menos una porción de ella? ¿Qué insatisfacciones vienen a cubrir estas nuevas exploraciones? ¿Se trata de una búsqueda de respuestas que no logró dar el psicoanálisis?¿O de las promesas que la política no logró cumplir, por ejemplo? ¿Está en marcha, como propone Alain Touraine, un cambio cultural que nos está conduciendo de una sociedad de conquistadores a otra de autorrealización? ¿Un repliegue al reino de lo individual, ante la imposibilidad de generar cambios sociales más profundos? ¿O simplemente la vuelta a ese viejo anhelo humano que es la búsqueda de la felicidad? Búsqueda de la felicidad. Abundancia material. Calidad de vida. Eso es lo que promete el libro El Secreto, otro best seller del último año, consumido básicamente en la clase media y alta.

Propuesto como un manual de sabiduría espiritual en el que se apela a la necesidad de cambiar el "software" interior, lleva vendidos 93 mil ejemplares en nuestro país desde fines de 2007. A principios de año, se lanzó oficialmente la película, a pesar de que ya venían circulando copias bajadas de Internet desde hace más de un año. Aun así, El Secreto encabezó la lista de las películas más demandadas en febrero, según datos proporcionados por Yenny, El Ateneo, Dromo y Tematika.com, entre otros puntos de venta. ¿Una nueva ideología, la ideología del bienestar? Por lo pronto, ya tiene su manifiesto: comer sano y rico, buscar el equilibrio en el manejo del tiempo, la preocupación por la ecología, vivir más lentamente, tal como promueve la filosofía " slow " (lento), en reacción a lo " fast ", también surgida a partir de un libro exitoso: Elogio de la lentitud, de Carl Honoré, de 2004.

También se agrega, el Arte de Vivir, la ONG de Ravi Shankar que tiene sedes en 150 países y cuenta con la mayor red de voluntariado del mundo, es un fenómeno en sí mismo, que creció exponencialmente en los últimos tres años en la Argentina. Claro que este líder espiritual, a quien todos llaman Sri Sri, no es de los que viven aislados meditando en un templo; más bien todo lo contrario: lejos de los retiros, participa activamente en los conflictos políticos como mediador por la paz en Medio Oriente. Hizo exposiciones en el Foro de Davos, en el Parlamento Europeo, es consejero en cumbres de Naciones Unidas y actualmente tiene una relación estrecha con el vicepresidente de Obama, Joe Biden.

Muy interesante lo que agrega Di Marco en su artículo, que las búsquedas ya no son marginales, propias de una cultura joven que se ubica fuera del sistema de consumo; por el contrario, muchos de sus practicantes son líderes, políticos, altos ejecutivos. Gente, en definitiva, con altas responsabilidades sociales o laborales.

Claro que habría que subrayar, en este punto, que la espiritualidad que busca esta clase media no equivale -o no equivale necesariamente- a la de la religión. Así lo explica la futuróloga norteamericana Patricia Aburdene en su libro Megatendencias 2010 : "Espiritualidad significa hoy sed de algo más: de la paz interior, de la autorrealización, de contacto con la naturaleza, de aquellas cosas que no se pueden comprar con dinero. La búsqueda de la espiritualidad es la mayor megatendencia de nuestra era".

Aburdene es una periodista norteamericana que trabajó muchos años en la revista de negocios Forbes y realizó diferentes estudios integrando la investigación corporativa con la espiritualidad. Como resultado de ese trabajo, ella se ha dedicado a explicar y difundir por qué cree que los valores, el liderazgo y la conciencia social van a transformar el capitalismo moderno.

Llama la atención, entonces, que esta tendencia de "buscar algo más" que lo que vemos y podemos comprar, "algo" que no necesariamente es material ni tampoco religioso y que, sin embargo, embandera a tanta gente, no suscite algún interés por parte de los intelectuales o del mundo científico en general, aunque sea por mera curiosidad académica. En rigor, el mundo académico parece tener tres reacciones frente a este fenómeno: lo ignora; le resulta sospechoso o directamente lo desprecia por no considerarlo serio o comprobable desde la razón.

La realidad señala, que la gente se hartó de la competencia feroz, de correr detrás de objetos que finalmente no le dan felicidad, y la vuelve a dejar vacía. Hay una gran necesidad de ser personas más reales, y de encontrar quietud y mayor conexión con uno mismo." Pero, ¿se trata de un camino real o de una moda pasajera? Dicho de otro modo: ¿es una búsqueda verdadera o sólo otra forma de consumismo disfrazada de espiritualidad?

Es probable que no haya una sola respuesta y que ambas cosas coexistan en esta búsqueda de sentido que ataca a algunos sectores de la clase media, eternamente insatisfechos con las zanahorias que van alcanzando, ya sean metas materiales o logros profesionales

Hace un señalamiento el artículo interesante cuando se cita a Alain Touraine, uno de los intelectuales más influyentes en América latina, quien ofrece algunas pistas sobre nuestro tema. El advierte sobre el advenimiento de una revolución cultural silenciosa -y lo aclara bien: hay un cambio cultural, no político-, ya en marcha, que nos está conduciendo de una sociedad de conquistadores a otra de autorrealización.

"Hoy ya no se trata tanto de descubrir el mundo, sino de descubrirnos a nosotros mismos", apunta Touraine. Y es en estos cambios profundos donde inscribe, por ejemplo, las preocupaciones sociales por el cuidado del medioambiente: es que hoy ya no se trata tan sólo de estar bien individualmente sino, además, de incorporar al mundo privado la consciencia colectiva.

Lo cierto, que no nos sorprende que en el mundo de los negocios, en el sector se habla de la búsqueda de la espiritualidad y así señala Fernando Flores quien publica la traducción del discurso de Steve Jobs en la ceremonia de graduación de la Universidad de Stanford., diciendo, que su discurso es un discurso que merece el calificativo de espiritual, me parece estar escuchando a maestros de quienes he aprendido enseñanzas espirituales de inspiración budista

Sin pretender ser un experto, lo que veo en este discurso, contado a través de tres historias es lo siguiente

En la primera historia nos muestra la fuerza de estar en contacto consigo mismo y no desde el deber ser, de vivir de acuerdo a su intuición, con un desapego de los resultados, y con un gran confianza en la providencia.

La segunda historia, nos muestra el desapego de los bienes materiales, de su propio prestigio, y la fuerza e importancia de mantenerse en lo que ama
La tercera historia nos muestra la importancia de vivir la vida desde el aquí y ahora, la muerte como parte de la vida.

Ya hay empresarios también ,que están en el proceso de reflexión sobre la espiritualidad y su influencia en los negocios. Hay una conferencia de Deepak Chopra sobre liderazgo, con el título "el lugar que ocupa el alma en los negocios", no es un líder de negocios al que se recurre, es un líder reconocido por trabajar la integración mente cuerpo.

Fuentes: Diario La Nación de Buenos Aires;
http://www. raúlherrera,cl

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.