¡No Me Alcanza El Dinero!

|

Mujer, casada, con hijos en edad escolar... ¡Todo un reto! A la mujer de hoy le toca tener profesiones múltiples, es enfermera, experta en erotismo, conocedora de moda, decoradora, psicóloga, comerciante, maestra, cocinera, economista y un largo etcétera.

Y justo en estos tiempos de crisis, cuando más que nunca la profesión de ama de casa llega a requerir de un talento que va más allá de lo artístico, porque seamos sinceros, las necesidades son muchas y el dinero, poco, se toma menos en cuenta la importancia de esta profesión, porque sí, es una profesión, nada fácil, por cierto.


Es un trabajo que puede no ser remunerado en metálico, pero sí que tiene retribución, la palabra “mami” saliendo de una infantil boca sonriente, un beso, un halago a nuestra comida, una visita impresionada por lo bonito de nuestra casa, un te amo, una buena nota en el colegio, un ascenso en el trabajo de nuestra pareja, eso y mucho más es el pago a tanto trabajo y llena como quizá no lo hace el dinero. Sabemos que detrás de todos y cada uno de los logros de la familia, estamos nosotras.

Pero sin engaños, el dinero hace falta, por eso es importante tener también algo de administración y mucha, pero mucha creatividad a la hora de comprar, de gastar y de hacer.

Sin embargo, siempre hay trucos para ahorrar dinero, como afrontar la parte emocional, el empleo, cuidado de los niños, belleza, ahorro de tiempo, comentar la noticias diarias que nos afectan, productos de buena relación precio/valor, sitios para comprar, recetas, y en fin, todo lo que implica llevar un hogar en tiempo de crisis.

El primer consejo para la economía doméstica es la palabra clave: ORGANIZACIÓN.

Haz una lista con los gastos de la casa, todos los gastos, pago de hipoteca o alquiler, comida, colegio de los niños, teléfono, gas, electricidad, TV por suscripción, todo lo que sabes que son gastos fijos mensuales. Luego asignale un número de importancia, por ejemplo, el pago la comida es el número 1 y la hipoteca el dos, o como tú lo juzgues conveniente, así hasta que los tengas ordenados de más importante a menos importante. Asigna, de último, un monto fijo para gastos varios y trata de ajustarte a ese dinero sobrante, si queda algo para el mes siguiente, mejor que mejor.

Esto no lo harás en un día ni dos, porque por mucho que te exprimas la cabeza siempre hay gastos que no contemplamos, digamos que puede ser el costo del transporte público o la gasolina, así que hacer tu lista llevará tiempo y siempre estará en “refinación”.

Lleva una libreta contigo, trata de apuntar absolutamente todo lo que gastes en el día, no importa el monto, si compras un caramelo o tomas un refresco, apúntalo, al finalizar el día revisa tu lista de gasto diario y pregunta si ese gasto fue realmente necesario.

Poco a poco irás perfeccionando tu lista y verás que empiezas a ahorrar un buen dinero.

Fuente: Rebeca Norc

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.