Cómo tener más dinero para gastar

|

No importa cuánto dinero ganes, puede que siempre encuentres la forma de gastar un poco más. Lo cierto es que no siempre somos capaces de incrementar nuestros ingresos o recortar los gastos.

Es por eso que siempre debemos buscar formas de incrementar nuestro ingreso discrecional —que es lo que tienes disponible para gastar después de pagar los impuestos—.

Dicho esto, aquí van algunas formas de asegurarte el mayor rendimiento de tus ingresos.


· Establece depósitos directos
Los depósitos directos pueden ahorrarte dinero en dos formas. En primer lugar, tu banco puede prescindir de algunos aranceles si operas electrónicamente. No obstante, los ahorros verdaderos vienen con el control.

Poniendo un porcentaje de tu cheque de pago automáticamente en una cuenta corriente, limitas el efecto psicológico del pago diario y no gastas hasta el último centavo impreso en tu cheque como hacen muchos.

· Contribuye a tu jubilación
Ahorrar es siempre bueno, pero ahorrar mediante un plan jubilación es aun mejor.

En primer lugar, tus ahorros se deducen automáticamente de tu sueldo, lo que hace que ahorrar para la jubilación sea más cómodo para ti. ¡No puedes gastar lo que no puedes ver!

Por otra parte, el monto de la contribución de tus ingresos se deduce de tu salario antes de pagar impuestos.

Al reducir la contribución jubilación de tu nómina antes de impuestos, se reduce tu ingreso total. ¿Por qué esto es importante?

Porque menores impuestos significan que llevas más dinero a casa. Y en muchos casos tu empleador te dará un incentivo para ahorrar y compensará una porción de tus ahorros, es decir, que invertirá dinero para tu jubilación.

· Gira tu dinero de retiro si cambias de trabajo
No tienes que llevar contigo tu jubilación cuando dejas tu trabajo, pero, a decir verdad, no existe una buena razón para dejarla allí.

Tienes dos opciones: transferir la cuenta a tu nuevo empleador o a una cuenta IRA (cuenta de retiro individual).

El objetivo aquí es intentar asirte de tus fondos —aunque la inversión debería mantenerse diversa— porque el interés crece sobre la base del total principal —lo que significa que mientras más grande es el principal, deberías ganar un mayor interés—.

Sólo asegúrate que la transferencia no se haga a través tuyo, sino en forma directa al nuevo director de cuentas —para evitar la obligación fiscal—.

· Saca provecho de los beneficios de la empresa
Los beneficios pueden ser una de las mejores formas de estirar tu salario. Una empresa con un plan de salud fuerte que ofrece un bajo copago puede más que compensar un pobre salario.

Algunas empresas tienen planes de cenas para empleados que te permiten tener comidas subsidiadas. Otras compañías ofrecen seguro de vidas de vida a sus empleados a tasas reducidas.

La cosa a recordar es que un salario no es sólo dólares, pesos, pesetas o centavos; a veces, un trabajo de baja paga tiene excelentes beneficios que pueden hacerte, finalmente, ganar más.

· Ahorra entre un 10% y un 15%
Son muchos los que no ahorran, y eso es un gran error. Sin embargo, otras personas que ahorran también comenten un error: apartan la misma cantidad cada mes, sin importar cuánto hayan ganado.

Los expertos recomiendan ahorrar entre un 10% y un 15% de tu ingreso, lo que significa que si tu salario se incrementa, también deberías aumentar tu contribución a la cuenta de ahorros.

· Reevalúa tu plan de aportes
Al igual que cambian las condiciones del mercado, también debería cambiar tu plan de contribución jubilación.

Dado que no vas a tener acceso a este dinero durante años —o posiblemente décadas— deberías buscar un crecimiento lento y sostenido.

En otras palabras, no esperes una gran cantidad de dinero en un sitio determinado.

Mantente al tanto de tus inversiones obteniendo reportes de inversión trimestrales por parte del administrador de planes y muévete con un ojo puesto en la diversidad.

Pregúntate lo siguiente...

¿Es conveniente recibir tu paga en un día determinado?
La respuesta a esta pregunta requiere de un punto de referencia personal, de modo que tiene que ver con tu estilo de vida.

Si te gusta mucho la noche, entonces es posible que te convenga recibir el cheque un lunes en lugar de un viernes.

Sí, aún podrás parrandear, pero sabiendo que no te juntarás con tu dinero sino hasta el fin de semana —lo que te hará menos propenso a los gastos excesivos—.

Pon tu dinero a trabajar
Es fácil decir que el próximo aumento pondrá fin a todas tus preocupaciones económicas. Pero esto rara vez sucede así.

Las preocupaciones financieras tienen más que ver con el manejo del salario que con el número que figura en el cheque de pago. Una estrategia sólida —y respetada— te ayudará a manejar tu situación y te pondrá en posición de sacar provecho de ese próximo aumento.

Fuente: En Plenitud

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.