Maniacos por la PC?

|

A menudo todos somos afectados por esta enfermedad, la más común en nuestros días, especialmente en esta era de grandes avances tecnológicos.
Quien la padece experimenta cambios de su estado de ánimo mucho más intensos que los que la mayoría de las personas experimentan a lo largo de su vida.

Si bien la PC ha ayudado a solucionar muchos problemas, no cabe duda de que tambien amenaza con crear otros, ya que si está prendida, siempre encontrarás un buen motivo para hipnotizarte frente al monitor, lo cual nos lleva al estrés.

Tu mente puede ser comparada con una computadora. El cerebro es tu disco rigido, el cual almacena todos los datos que ingresan al sistema en toda tu existencia. Tambien es el procesador. A este se integran las placas de sonido y video: el sistema sensorial. Cuenta además con otros recursos, como son tacto, gusto, olfato y claro el sistema operativo o softwarez, el cual es capaza de utilizar estos recursos a su capacidad.


El pensamiento es ese software capaz de modificarse a sí mismo, crecer, perfeccionarse o involucionar y atrofiarse frente al avance de recursos externos, como la informática.

El ritmo alocado al cual nos tiene sujeto la PC, es uno de los principales problemas de hoy en día. La falta de expresión es otro. Y todo resulta en estrés.

El mayor conflicto entre lo mental y lo informático, es una cuestión de ritmos. Tu mente es verdaderamente veloz, pero dinámica y cambiante. Acelera y desacelera respondiendo activamente a las necesidades integrales de tu sistema, incluyendo tu cuerpo. La PC sólo tiene un ritmo posible: la velocidad. Hace todo lo más rápido que tu sistema te lo permite.

Pero existe otra diferencia más definitiva: La PC funciona respondiendo dos simples preguntas: SI y NO. Pero nosotros, a través de los pensamientos e integrando el campo de las emociones, respondemos si, pero, no, aunque o tal vez, puede ser.

Como contrarrestar los efectos negativos?Estos son algunos consejos prácticos:
1- No mantengas encendida la computadora por más de 4 horas diarias. Salvo que así lo requieras por tu trabajo.
2- Enciéndela cuando vayas a usarla, siempre para algo específico: estudio, revisar o enviar e-mail, trabajar o divertirte.
3- Si usas una PC portátil, de vez en cuando, “Olvidala”, no la lleves siempre contigo y de esta forma estarás más tranquilo.


Esperamos que este artículo ayude a mejorar esta enfermedad, la cual en la mayoría de nosotros, resulta “agradable”.

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.