Guía para el diseño de jardines

|

El problema de ser un fanático de las flores es que se hace difícil resistir la tentación de tener una de cada especie. Desde luego, esto es algo bueno para la industria de los viveros, aunque no tiene demasiado sentido si queremos tener n jardín bien diseñado.

De hecho, los diseñadores suelen llamar “coleccionistas” en forma despectiva a quienes osan tener una planta de cada especie. ¿A cuántos de ustedes les pasa lo mismo?


Todo diseñador se queda espantado al ver las combinaciones ilógicas y desagradables con que el coleccionista diseñaba su jardín.

Aun así, el coleccionista está dispuesto a hacer crecer todas y cada una de las plantas disponibles en el mercado.

Eso, hasta caer en la cuenta de que era necesario elaborar alguna estrategia para detener aquello que parece nunca terminar.

Si eres un "coleccionista", estos consejos te serán de utilidad:

· Diseña el frente y los bordes cuidadosamente, y satisface tus deseos de colección en la parte media del jardín


· Planta tres, cinco o siete ejemplares de cada planta en lugar de plantar uno solo


· Un manojo de cinco flores rosas de verano tendrá mucha más fuerza que una única planta. Tres eléboros juntas al borde de un arriate tendrán más impacto que un espécimen único

Esquema de colores
Si mantienes un esquema de colores limitado, podrás librarte de un montón de variedades de plantas y así simplificar las cosas. Por ejemplo, este año, limitaré mis colores al rojo, amarillo, y anaranjado.

De esta manera, puedes utilizar una amplia variedad de cultivos y combinarlos, manteniéndote siempre dentro del esquema de colores.

Ubica un punto focal al planificar el diseño de un jardín

Cuando las flores sean tan coloridas que tus ojos se cansen con solo echarles un vistazo general, será preciso aplicar un golpe de efecto para evitar esto.

La recomendación es agregar una maceta grande de barro cocido para detener la acción. Tus ojos necesitan un lugar plano y menos colorido donde posarse y descansar antes de avanzar hacia el siguiente grupo de flores.

Repetición de colores y contrastes
La repetición de colores a intervalos da un toque de ritmo al jardín. Asimismo, un jardín necesita los contrastes para no parecer triste. Pero si el jardín está sobrecargado de contrastes, éstos dejarán de ser efectivos.

Por ejemplo, una conífera dorada puede ser un punto de atracción, en cambio, si plantas cinco se perderá ese efecto.

Los contrastes fuertes, como puede ser un Avellano púrpura con un Saúco amarillo, son otro punto de atracción pero interrumpen el recorrido de la mirada, mientras que otros contrastes no tan acusados y más suaves la estimulan para seguir recorriendo la zona.

Setos informales
Opta por setos informales en lugar de setos formales que exigen varios recortes al año y, por tanto, más trabajo.

Los setos informales pueden dejarse más libres y están formados por especies que se recortan muy poco o nada, desarrollando flores e inclusive frutos.

Consejo final para el diseño de un jardín armónico
Agrupa las plantas por su demanda de agua. Clasifícalas en alta, media o poca necesidad. Por ejemplo, en los bordes del césped planta las que necesiten más agua.

Si plantas un rododendro junto a un laurel, al no tener las mismas necesidades de agua el riego no será lo más correcto; el laurel recibirá un exceso de agua que no necesita.

Fuente: En Plenitud

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.