Jefe PN y presidente de la DNCD dicen no temen a amenazas de Figueroa Agosto

|


Santo Domingo.-El jefe de la Policía Nacional y el presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), mayores generales Rafael Guillermo Guzmán Fermín y Rolando Rosado Mateo, respectivamente, aseguraron hoy que no temen a las amenazas de un hombre que se identifico como José Figueroa Agosto poniéndole precio a sus cabezas, tras considerar que los militares y los policías corren riesgo frente a la situación, pero que trabajan de manera firme.



“Yo no tengo miedo, respondió el jefe policial Guzmán Fermín, tras indicar que la guerra del narcotráfico la declaró el presidente Leonel Fernández cuando dijo que “el narcotráfico en la República Dominicana no pasará”.

Mientras que el jefe de la DNCD dijo que le fue redoblada la seguridad a los coroneles Elvis Antonio Florencio Familia y Santos Manuel Díaz Medina ante la amenaza que hiciera el supuesto Figueroa Agosto de que “hoy inicia la guerra”.

“Ellos están seguros y firme en esta lucha”, enfatizó Rosado Mateo, tras ser preguntado en torno a la seguridad de los oficiales.

Dijo que desde que asumió la DNCD sabía de los riesgos que se corre en ese tipo de función. Expresó que el organismo antinarcótico no persigue menores, al responder preguntas de que en la llamada realizada Figueroa Agosto dijo que si le pasa algo a su hija menor la vida del presidente de la DNCD y de su familia corre peligro.

De su lado, el fiscal Alejandro Moscoso Segarra atribuyó la llamada a las presiones de la investigación que lleva a cabo la comisión.

Los altos oficiales y el representante del Ministerio Público hablaron del tema al término de la reunión que sostuvo hoy la comisión que investiga el caso Figueroa Agosto. La reunión inició a las 11:00 de la mañana y concluyó a la 1:20 de la tarde en el despacho de Moscoso Segarra.

Fuente: Listin Diario

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.