El dinero y la ley de la atracción

|

La mayoría de las veces que nos enfrentamos a un tema en la vida vemos que tiene una cara y una cruz. Y el tema del dinero no es la excepción, cuando de dinero se trata vemos que hay abundancia o total escasez. Imagínate una batería que tiene un polo negativo y otro positivo, así es este tema...

Si escuchamos u observamos el comportamiento y el lenguaje de la gente, por lo general se enfocan en el polo negativo, basan sus conversaciones y sus sentimientos en el lado opuesto de le que quieren o desean; escuchamos frases como:


-Qué caro está todo

-No me alcanza el dinero

-Estoy en crisis

-Ya no me rinde como antes

-Acaban de subir el costo de la gasolina

-Los impuestos son cada vez más altos

-El gobierno se roba nuestro dinero

-Quisiera tomar una vacaciones pero con lo que gano no me alcanza ni para ir a la esquina

El dinero y la ley de la atracción

Siempre que oímos hablar del dinero, escuchamos la parte negativa, y como La Ley de la Atracción nos dice que “Todo atrae a su igual”, logramos captar la atención en la carencia y el signo menos (-) se multiplica y cada vez tienes menos (-).

Es necesario cambiarnos al polo positivo del dinero y enfocarse en la abundancia de este. Sé que no es fácil lograrlo porque traemos con nosotros una historia de años de malos hábitos, estrés y rechazo; por esto nos hemos convertido en seres tacaños, nerviosos, estresados, preocupados, atamos al dinero y nos sentimos mal cuando debemos pagar nuestros compromisos, tememos vernos sin dinero, odiamos al dinero y a los ricos porque sentimos que nos están robando lo poco que tenemos.

Voy a darte algunos ejercicios que te ayudarán a cambiarte al lado positivo frente al concepto que tienes del dinero:

Elimina el estrés que te produce manejar dinero o el resentimiento que sientes hacia éste.

Acostúmbrate a tener cerca el dinero, a manejarlo en cantidades que nunca antes lo habías hecho (al menos de manera imaginaria).

Mantén en tu casa dinero a la vista, aunque sean monedas de baja denominación y cuando te vayas a la cama deja tu dinero del día sobre la mesita de noche para que al levantarte te sientas rodeado de él.

Cambia el nombre al dinero (rosas, energía, chelines, etc), no lo llames de la manera habitual que siempre lo has hecho, por lo general nuestro cerebro ya tiene una asociación de tristeza, escasez, dolor, etc, con el nombre que siempre le hemos dado.

Deja de sentir culpabilidad al gastar, tu has trabajado y te mereces todo lo que compras o adquieres, tu viniste a este mundo a disfrutar.

Maneja libremente el dinero, sin ponerle ataduras emocionales.

Recuerda constantemente épocas donde tuviste abundancia de dinero (y si nunca las has tenido, comienza a crearlas imaginariamente).

Fuente: www.atrayendo-prosperidad.com

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.