El 40% de los niños sufre conjuntivitis en verano

|

El 40 por ciento de los niños sufre conjuntivitis en verano y el 2 por ciento de los usuarios de lentes de contacto, queratitis. Los productos de limpieza, las altas temperaturas causantes de la proliferación de organismos y el contagio “persona a persona” se agravan en estos lugares.

Extremar la higiene ocular y utilizar unas gafas de sol adecuadas se convierten en hábitos indispensables para proteger nuestros ojos. Y, es que, con la llegada del verano los riesgos para la salud de nuestros ojos se agravan considerablemente.
Las piscinas son uno de los focos de riesgo más importantes. La utilización de productos para el mantenimiento del agua, productos contra las algas, así como ciertos organismos presentes en estos lugares, como son las clamydias o diversos tipos de amebas; pueden producir distintas enfermedades, entre las que se encuentran la conjuntivitis, siendo los niños el grupo de riesgo mas vulnerable.

Esta enfermedad ocular podría afectar al 40 por ciento de los niños que visiten piscinas este verano. La“conjuntivitis de piscina” tiene distintos orígenes, entre los que se encuentran las clamydias (Chlamydia Trachomatis), bacterias que pueden estar presentes en el agua.

Si bien la conjuntivitis, ya sea por clamydias de origen bacteriano, o irritativa (producida por la exposición al cloro), es una de las enfermedades con más incidencia en la población, no es ni mucho menos la más grave que puede contraerse en las piscinas.

Una enfermedad ocular mucho más grave que la conjuntivitis, con la que además comparte gran parte de la sintomatología, y a la que también nos encontramos expuestos en las piscinas, es la queratitis por Acantthamoeba, una ameba que puede encontrarse presente en el agua de las piscinas. Esta infección puede desarrollarse a causa de una mala de higiene ocular.

Cada día más personas utilizan lentillas en nuestro país, con una higiene adecuada no tienen por que producirse complicaciones, sin embargo, bañarse en la piscina con lentes de contacto no es del todo aconsejable, según los expertos.

Cuando se utilizan lentes de contacto debe extremarse la higiene, pues la exposición al agua de la piscina puede favorecer la aparición de una infección como la queratitis por ameba en los usuarios de lentillas. Para proteger nuestros ojos de infecciones, los expertos recomiendan la utilización de gafas de piscina o máscaras de buceo.

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.