Seguridad en el automóvil

|

La seguridad al volante es algo que preocupa a todos.

Aquí exponemos algunos ítems a tener en cuenta para tener a tu automóvil en un estado óptimo y poder prevenir accidentes.

Comenzaremos por los Neumáticos; que son el único punto de contacto del auto con la carretera, y por ende se deben mantener siempre en perfecto estado.
Para ello la presión de aire en sus cámaras debe ser la correcta: el exceso de presión, provoca que haya menos contacto el asfalto afectando su adherencia y la amortiguación; mientras que la presión muy baja puede producir reventón, acorta su vida útil y aumenta el consumo de gasolina.

A su vez, el grabado de los neumáticos nunca tiene que ser inferior a 3 ó 4 milímetros, ya que de lo contrario se corre el riesgo de “acuaplaning”, es decir, resbalar en el asfalto mojado.
Para mantener todo esto en orden se recomienda que al mirar las presiones de los neumáticos se debe considerar si el vehículo ha estado en funcionamiento; y si es así hay que aumentar la presión entre una y dos décimas respecto de la presión recomendada.
También es importante observar si hay algún desperfecto en los neumáticos como, por ejemplo, cortes en los laterales o un desgaste desigual. Y recuerda siempre vigilar también la rueda de repuesto, ya que en caso de un pinchazo será la que te saque del apuro.

Seguimos con los Frenos; ellos son los que detienen tu vehículo, y si no están en buenas condiciones aumentan la distancia de frenado y la probabilidad de accidentes. Por eso, revisa periódicamente el nivel del líquido de frenos y cámbialo siempre cada dos años. Lo mismo debes hacer con las pastillas y los discos de freno: revísalos cada 10 mil kilómetros y cámbialos, a los 40 mil kilómetros, las primeras; y a los 80 mil, los segundos.

Por último los Amortiguadores son los que fijan el coche al suelo y, si no están en buen estado, dificultan su control y estabilidad, y aumentan también la distancia de frenado. Hay que revisarlos cada 20 mil kilómetros y cambiarlos a los 40 mil. Recuerda que para conocer el estado de la amortiguación es necesario dirigirse a un taller especializado.

Así mismo, a la hora de conducir mantén una distancia de seguridad adecuada respecto al vehículo que te precede. Para calcular la distancia, en la ciudad debes, como mínimo, ver las ruedas posteriores del coche que va delante; y en la carretera puedes guiarte por las rayas discontinuas, dejando un margen mínimo de diez rayas.

Fuente: Periodistamotor.com

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.