Todo ha sido hecho ya

|

Nada novedoso le queda al hombre por hacer. Todo ha sido hecho ya.
¿Que un hermano mate a otro? Ahí están Caín y Abel.
¿Qué un rey decapite a su esposa? Ya lo hizo Eduardo VIII de Inglaterra.
¿Que un escritor le robe el tema a un escritor genial? Ahí está Alonso Fernández de Avellaneda y su falso Quijote.
¿Que un blasfemo diga “Yo soy mi propio Dios”? Cientos de ateos lo han creído y dicho.

De lo bueno podría efectuarse análoga afirmación.

¿Que un acaudalado heredero se desprenda de sus bienes en beneficio de los pobres y se dedique a vivir de la mendicidad? Lo hizo San Francisco de Asís.
¿Que un presidente libere a los esclavos de su país y pague con su vida el precio de su convicción de que todos los hombres son iguales? Antes lo hizo Abraham Lincoln.
¿Que un sabio acepte beber una copa de veneno antes que renegar de su idea de inmortalidad? La historia nos dice que ya lo hizo Sócrates.
El bien y el mal están mezclados en la humanidad, en las instituciones y en cada uno de nosotros y así sucederá hasta el fin de los tiempos.
No existen buenos y malos definitivos. En la mayoría de nosotros la separación aún no se ha hecho y en cualquier momento puede suceder.
Aunque desconcierte a nuestra comprensión, el misterio sólo puede aclararse al final.

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.