Defensa Personal Femenina

|

Todo comenzó en mi infancia...como casi todo en nuestras vidas. A una determinada edad próxima a la adolescencia, mi normal crecimiento físico se separó y en mucho...de mi normal desarrollo intelectual...parándose casi por completo.


Aquello dió lugar a diversas situaciones incómodas en mi vida personal como por ejemplo, el estar en clase con compañeros que, aun siendo más pequeños que yo por edad...parecían mis hermanos mayores en apariencia, tono de voz, etc.

Algunos de ellos (sólo algunos), ya sabéis, los más fuertes del rebaño, aprovecharon esa situación para mofarse y humillar al todavía más niño que ellos...

Y sin ser mi especialidad favorita y sin venir a cuento en ninguna de las ocasiones, me veía involucrado en indeseadas peleas, claramente provocadas por los que abusaban y se querían declarar seguros vencedores.
Decidí tomar cartas en el asunto y me apunté a lo que sería la primera etapa de mi viaje a través del mundo de las Artes Marciales...el Karate (hace unos años apenas había más opciones que el consabido y a mi juicio ineficaz Judo), para poder aprender técnicas de defensa y ataque con alguna filosofía, que promulgase sobretodo al respeto a los demás y el control sobre las habilidades que pudieras aprender.
Los resultados fueron rápidos...e imaginables:Los fuertes-cobardes (¿no serás tú uno de ellos, verdad?), no se meten con los fuertes; se meten con quienes aparecen como objetivo fácil a derribar......Y yo en eso siempre he tenido las de perder, porque ya mi abuela me lo decia constantemente:
-"Hijo, tu tienes cara de angel"Creo que una de las peores formas de violencias que han existido, existen y desgraciadamente existirán, es la violencia de un hombre, en cualquiera de sus formas, contra una mujer...llegando al caso extremo......Pues bien, esa es una de mis ocupaciones.
Enseñar no; porque a día de hoy, y después de desilusionarme con como tratan los temas numerosas Artes marciales, que se vuelven unas al final y otras desde el principio: meras empresas con un fin económico... sólo me puedo considerar "aprendiz de mucho y maestro de nada".
Actualmente y desde hace ya algún tiempo practico Hapkido (que no Aikido) y te la recomiendo encarecidamente como un método completo de salud, física y mental.
¡Ah! En lo que a mi físico respecta, con el tiempo adquirió su apariencia normal sólo que hoy juego con ventaja...ya que es bastantes años más joven que mi edad real...y con la misma cara de angel.
Y en lo que no cejo en mi empeño es, en aconsejar a las mujeres que pueda conocer, para que aprendan a defenderse, en cualquiera de las formas...aunque muchas de ellas se rían y no lo consideren necesario porque... "ESO NO ME VA A PASAR A MI"
Te animo a que tú también seas 'animador' o 'animadora' y entre todos se lo pongamos por lo menos...dificil...a los cobardes.

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.