Tipos de Llaves y sus Usos

|

Apretar o desapretar con las llaves adecuadas significa que las aristas de las tuercas o las cabezas de los tornillos no se dañan de forma irreversible y en un futuro será posible seguir apretando o desapretando dichos elementos de fijación.

Las llaves se suelen fabricar en acero al cromo vanadio, material del que normalmente también están hechos los tornillos y las tuercas. Existen varios tipos de llaves, de boca plana, anulares, de cabeza intercambiable, etc.



De boca plana y anulares
Son las más habituales; también se denominan de tenedor, pueden ser de boca simple o de boca doble. En general son dobles, y poseen dos anchos diferentes en cada extremo.
Estas llaves únicamente hacen fuerza en dos puntos y por lo tanto no pueden utilizarse en lugares poco accesibles. Las llaves anulares son redondas y hacen fuerza sobre toda la cabeza de la tuerca o del tornillo, y pueden ser acodadas.
También existen llaves dobles con un extremo con el tipo anular y el otro con el tipo boca.
De anillo
Son las que "abrazan" la cabeza de la tuerca o del tornillo. Su ventaja es que transmiten una mayor fuerza al hacer contacto en seis puntos. Se suelen utilizar cuando la cabeza del tornillo o la tuerca resulta accesible. Se fabrican a partir de tubos de acero de gran resistencia, con dos anchos diferentes en cada extremo.
Especiales
Para realizar algunos trabajos es necesario utilizar llaves especiales, cuyo diseño es el ideal para trabajar sobre elementos específicos y en ocasiones en posiciones complicadas.
Llave de par
Usada en la mecánica del automóvil, la fuerza aplicada se limita con un dispositivo. Una vez que se ha alcanzado la fuerza máxima, salta un gatillo que actúa sobre la cabeza y la llave ya no funciona.
Llave de grifo
Es la única que permite actuar, por ejemplo, sobre las tuercas de debajo de una pila o del lavabo, inaccesibles con cualquier otra herramienta. Además, son imprescindibles si no se quiere dañar o estropear las cabezas de las tuercas.
Llave de mandíbulas
Para utilizarla sobre tuercas de distintas dimensiones sin la necesidad de cambiar de llave.
De cabeza intercambiable
Especialmente en las reparaciones de ajuste, se trabaja con un conjunto de llaves de cabeza o nuez intercambiable. Estas cabezas, por el lado opuesto al que actúa sobre el tornillo, presentan una abertura cuadrada en la que se introduce la barra que sirve de mango.
Este vástago puede ser simple o de carraca, e incorpora un saliente cuadrado para introducirlo en la nuez. Este tipo de llaves se presenta en cajas y pueden incorporar hasta 75 piezas.

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.