Coaching Personal: Entrenar Nuestra Mente

|

Seguramente, más de una vez has escuchado este término y te ha molestado de modo tal que has decidido no seguir escuchando o leyendo lo que te decían al respecto. Puede ser posible; tiene un nombre bastante técnico y, por alguna razón, nos hace pensar en expositores, capacitaciones y charlas de nunca acabar.

Debo confesar que en un principio yo también fui presa de estas desagradables sensaciones, pero a medida que me fui enterando de qué trataba realmente, me fue interesando cada vez más, y descubrí que su práctica puede cambiar radicalmente nuestras vidas. Por eso, me gustaría compartir con ustedes un poco de lo que descubrí a cerca del coaching personal, o el arte de entrenar nuestra mente.

El término “coaching personal” se acuñó en EE. UU, en el ámbito deportivo y, traduciéndolo completamente, significa “entrenamiento personal”.
Esto resulta clave, ya que es precisamente lo que tenemos que hacer si queremos lograr bienestar en nuestras vidas:
ENTRENAR. Esto no quiere decir que tengamos que salir a correr todas las mañanas, hacer cierto número de ejercicios con pesas o darle cuatro vueltas a la piscina olímpica todos los días; LO QUE TENEMOS QUE ENTRENAR ES NUESTRA MENTE. Una mente que no se ejercita, o que no está dispuesta a hacerlo, nunca podrá salir de sus parámetros y, por lo tanto, nunca podrá conducirnos hacia la felicidad y el bienestar.
¿TE SIENTES INSATISFECHO O INSATISFECHA CON LA VIDA QUE LLEVAS? ¿SIENTES QUE SE TE HACE IMPOSIBLE CUMPLIR TUS METAS O SIMPLEMENTE CARECES DE ELLAS? ¿QUIERES REPLANTEAR TU VIDA PERO NO SABES POR DÓNDE COMENZAR?
Si preguntas como estas, o similares, te han estado rondando por la cabeza, entonces podría ser una buena idea que recurras al coaching personal, pues debes empezar a entrenar tu mente para poder realizar los cambios que requieres.
Por supuesto que el coaching personal implica mucho más que esto, pero con el fin de ilustrarte sobre los pasos claves que acompañan este proceso, te mostraremos tres pasos básicos que debemos seguir para entrenar nuestra mente:
•Tomar conciencia de tus limitaciones, necesidades y deseos. En este punto son básicos los ejercicios de preguntas, repreguntas y respuestas. A medida que vayas planteando las interrogantes, las que cada vez se irán volviendo más precisas, y vayan surgiendo las respuestas, también cada vez más precisas, empezarás a visualizar con más claridad qué es lo que realmente necesitas y qué es lo que te motiva.
•Empieza a trazar el camino para obtener lo que quieres. Ya pasaste a la siguiente fase del entrenamiento. Es muy importante tener claro qué es lo que necesitas hacer para obtener el bienestar en tu vida, pero ello de nada sirve si se queda en el ámbito de las ideas. Esta fase es muy importante: ya con las cosas claras, visualizando con mucha fuerza todo lo que quieres obtener, debes trazarte un plan para conseguirlo. Ten en cuenta que los imprevistos siempre suceden, así que sería genial que también los consideres en tu plan, así no te detendrán cuando se presenten.
•Ponte en acción. ¡Ya está! Lograste establecer cuáles eran tus prioridades, tienes tu plan bien diseñado para conseguirlas. ¿Qué es lo que te falta? ¡Ponerte en acción! Así es, las fases anteriores no habrán servido de nada si es que no pones en práctica todo el entrenamiento previo.
La cuestión es muy sencilla… uno entrena para estar en óptimas condiciones en un momento determinado, ya sea una competencia, una prueba especial, etc… pues bien, ha llegado el momento para el cual estuviste entrenando tu mente. No debes tener ningún temor, ya que estás absolutamente preparado o preparada para ello.
Tener un “coach personal” puede resultar de gran ayuda, pero si no se tienen lo recursos necesarios para hacerlo, no hay problema, recurre a la sabiduría de otras personas que te conozcan bien y también a la tuya propia.
LO ÚNICO QUE NECESITAMOS PARA EMPEZAR EL CAMBIO ES LA DECISIÓN.
Fuente: Eliana EL

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.