Orientando la publicidad en Internet

|

Conseguir financiación sigue siendo un problema para muchas empresas dedicadas a la producción audiovisual, sobre todo si no tienen una gran productora detrás. Mientras estos creadores se esfuerzan por obtener ingresos, grandes compañías buscan espacios donde publicitarse de manera eficiente en Internet ante la incertidumbre que aún plantea este medio.

Dónde invertir, en qué formato, qué impacto tendrá una campaña en la Red o a qué público llegará son algunas de las preguntas más frecuentes entre las agencias publicitarias. Prusland, una start-up con sede en Madrid y apenas dos meses de vida, asegura tener respuestas para todas ellas.


Ganadora del tercer premio de la Primera Competición de Emprendedores celebrada en el Foro Internacional de Contenidos Digitales (Ficod’ 09), Prusland pone en contacto en la Red a productores tan dispares como Malviviendo, Nickodemo o Antena 3 con anunciantes de la talla de Fanta, Coca-Cola o Navidul. “Es un proyecto pensado para ser un canal de financiación y distribución de vídeo en Internet acorde con los nuevos tiempos”, afirma Juan Pita, responsable de contenidos y fundador de Prusland junto con Antonio Fernández, CEO de la empresa. “Veíamos que había muchas iniciativas con grandes ideas a las que les costaba encontrar financiación y quisimos montar una plataforma que, además de monetizar esas iniciativas, abriese una nueva vía para distribuir sus vídeos”, explica Pita.

Aquí es donde entra la tercera pata de Prusland: los distribuidores. Cualquier internauta, blogger, usuario de redes sociales, etc. que posea una amplia red de contactos con quien compartir vídeos a través de la Red puede ser distribuidor. Su función es la de difundir las creaciones de los productores. Una labor que, a juicio de Prusland, desarrollan actualmente millones de personas “sin que nadie, hasta ahora, haya querido recompensarlo”. Con este nuevo canal, los usuarios mejor relacionados pueden poner en valor su actividad y su agenda.

El funcionamiento de la plataforma de Prusland también es novedoso. Los creadores (ya sean aficionados, semiprofesionales o profesionales) insertan sus vídeos en el sitio web de la start-up española y son ellos quienes eligen qué publicidad los acompaña, siempre y cuando el anunciante no se oponga. A cambio, éste paga una determinada cantidad (que hasta ahora suele ser de doce euros) por cada mil visionados.

El productor repartirá las ganancias con el distribuidor o distribuidores, en caso de que decida tenerlos. Asimismo, puede ocurrir que el creador se encargue de la difusión de sus contenidos sin recurrir a terceros o que un anunciante ofrezca su propio vídeo a un distribuidor y le pague directamente a él en función del número de reproducciones.

Fuente: Technology Review

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.