Subconsciente Y Actitud Positiva

|

El subconsciente es un poderoso mecanismo, un conjunto de procesos mentales que, si sabemos aprovechar, puede abrirnos la puerta a mantener una actitud positiva vital.

A los humanos nos gusta creer que somos el centro del universo, y que nuestras vidas están regidas por unas normas establecidas, inamovibles.


Como el ratoncito del cuento: “Había un ratoncito que vivía con su mamá ratonzota, feliz y contento. Un día decidió ir a ver mundo para correr aventuras, y se adentró en una cueva. En el fondo, en lo más profundo, vio un murciélago.

Y entonces volvió corriendo hacia su madre gritando: ¡Mami, mami, he visto un ángel!” Así somos. Imaginamos que el mundo está hecho a nuestra medida, definido y cerrado. Que somos el principio y el fin, y todo está contenido en nuestro firmamento, único y estático. De este modo, habitarlo es más fácil, todo ocurre por alguna razón ya predeterminada, contra la que poco se puede. La vida es así. Siempre podemos culpar a otro.

La naturaleza, y nosotros con ella, no instituye elegidos ni privilegiados. "El origen de las especies..." de Darwin, una constatación de millones de años de transformación, dice claramente que no sobreviven los más fuertes o más inteligentes, los más dotados, sino los que mejor se adaptan. Esto es crucial. Solo nosotros jugamos nuestras cartas, para bien y para mal, independientemente de cuáles sean (y podemos hacer trampas).

Podemos culpar a nuestras vivencias y circunstancias, o destino, o lo que sea, de cómo “es” nuestra existencia, pero únicamente nosotros somos responsables de en lo que nos hemos convertido. Y eso es lo bueno. Porque del mismo modo podemos cambiarlo, si lo deseamos sinceramente y somos perseverantes en el empeño. Siempre estamos a tiempo.

Pero claro, si esa disposición ha sido la que ha forjado nuestro actual estado ¿Cómo la modificamos?, ¿Cómo convertimos una conducta enfermiza en una actitud positiva?, ¿Cómo conseguir ser altos, guapos, ricos y de ojos azules? Bueno, eso no, que la avaricia rompe el saco. A lo que iba, si queremos realmente mejorar nuestra percepción de la vida, precisamente debemos cambiar nuestra percepción de la vida. Muy bueno lo mío. Gracias.

A ver, quiero decir que primero hemos de aceptar que esa actitud sale de nosotros, somos nosotros quien la generamos. Desde niños vamos recibiendo información que almacenamos sin darnos cuenta. Las madres alimentan y acarician a sus hijos, estableciendo un fuerte vínculo emocional no consciente. Nadie recuerda cuando le daban el pecho. Nacemos y después venga vivir, venga vivir, venga vivir. ¿O no? A lo largo de ese tiempo nos vamos impregnando de todo cuanto nos acontece, pero la mayor parte nos queda oculta.

No podemos recordar nuestra vida de cabo a rabo. Sin embargo, nos gustan unos sabores, tenemos aversión a determinadas cosas, reaccionamos con entusiasmo frente a algunos sonidos, admiramos a personas con cierto tipo de patrón cultural, etc. Esto lo hace el subconsciente. En él se acumulan los recuerdos y las vivencias del pasado, independientemente de la voluntad.

Nuestro subconsciente no puede juzgar, ni preguntar, ni valorar, sencillamente es información que va llenando nuestro disco duro, y que de manera refleja, lentamente, va conformando nuestras actitudes mentales, después nuestro comportamiento, y al final nuestro carácter. Lleva toda una vida haciéndolo. Va creando nuestro modelo dominante de pensamiento (que bien suena).

Esta respuesta evolutiva nos ha servido para sobrevivir como especie en un entorno depredatorio. Para poder adquirir conocimientos sin tenerlos en mente constantemente, y responder de modo instintivo ante cualquier situación o peligro. Evolutivamente ha sido un éxito. De no haber generado estos mecanismos cerebrales, posiblemente ahora no estaríamos aquí, a punto de acabar con el planeta.

Conseguir introducir en nuestro subconsciente mensajes positivos que hagan que nuestro proceder se transforme en armonioso, es el quid de la cuestión que debemos lidiar. La conducta es lo que se percibe, el modo como nos comportamos, pero es un reflejo de nuestra actitud interna, que emana del subconsciente, donde hay que hacer el trabajo duro de “subir archivos” provechosos.

Paralelamente, en nuestra mente consciente debemos esmerarnos en afrontar la vida con otros ojos, con actitud positiva, pero el empujón definitivo nos lo da el subconsciente, él hace que nos lo creamos. Sale de dentro. Y se puede, palabrita del niño Jesús.

Bien señores, el deber me llama. Hasta la próxima.

Fuente: De Xavier. http://www.autoayudaysuperacion.com/blog

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.