El Bioetanol – Combustible Renovable

|

El impacto de la contaminación ambiental es un tema que parece preocupar cada vez más a las asociaciones ecologistas y a los gobiernos.
El fenómeno del calentamiento global crea importantes desajustes en el clima de la tierra y sus ecosistemas, lo que conlleva la aparición de enfermedades desconocidas, el trastorno de las migraciones de ciertas especies e incluso su extinción si no se adaptan a los grandes cambios sufridos por su entorno.
La investigación y desarrollo de nuevos combustibles más ecológicos, así como un consumo más responsable por parte de empresas y consumidores, pueden tener un efecto altamente positivo para el medio ambiente.

Por un lado, el concepto de responsabilidad social de las empresas (RSE) indica el compromiso y el deber de las sociedades privadas de integrar en sus actividades las preocupaciones sociales, económicas y ecológicas de la sociedad civil.
De este modo, el desarrollo y uso de combustibles biológicos por las empresas contribuyen en gran medida a reducir el impacto ecológico negativo de sus actividades.
Por otro lado, los ciudadanos y consumidores tienen también una responsabilidad para con el medio ambiente, que pueden ejercer al adquirir productos cuyo impacto contaminante sea menor.
Asimismo, pueden llevar a cabo los llamados “eco-gestos”, que no son más que pequeñas actividades, simples y cotidianas, que ayudan a reducir la contaminación y a mejorar el medio ambiente.
Finalmente, los estados y gobiernos centrales de gran número de países del mundo están tomando medidas para tratar de limitar el impacto ecológico de las poblaciones y de sus actividades.
En particular, se están impulsando el desarrollo y el fomento de energías menos contaminantes y la producción de combustibles más ecológicos.
Uno de estos combustibles llamados “biológicos” es el bioetanol, que no es más que el etanol de origen agrícola o el alcohol etílico, el mismo que se halla en las bebidas alcohólicas.
El bioetanol surge de la transformación de vegetales que contienen sacarosa, como la caña de azúcar o la remolacha, y se obtiene de la fermentación del azúcar extraído de la planta azucarera, o por la hidrólisis enzimática del almidón contenido en cereales como el maíz o el trigo.
El bioetanol tiene múltiples usos: por ejemplo, se usa como bio-carburante en motores de gasolina, ya que permite una mejor combustión al aumentar el índice de octanos de la mezcla, como combustible para calefacción en chimeneas y calderas o incluso como potenciador de combustibles de mayor rendimiento.
Las ventajas ecológicas del bioetanol son muchas y contribuyen sustancialmente a reducir las emisiones de gases con efecto invernadero.
Por ejemplo, al sustituir un litro de gasolina por bioetanol se reduce en un 60% las emisiones de estos gases. Una sola hectárea de remolacha absorbe lo equivalente a las emisiones anuales en CO₂ de 10 coches. Asimismo, el consumo de carburantes biológicos como el bioetanol sustituye a otras energías exógenas y problemáticas, como la fósil y la nuclear.
También los residuos producidos en la elaboración de carburantes biológicos son mucho menos nocivos para el medio ambiente y constituyen un riesgo menor de contaminación biológica u orgánica.
De modo que el uso de combustibles biológicos, incluso a pequeña escala en los hogares, junto con los pequeños eco-gestos de los ciudadanos, contribuyen significativamente a la protección del medio ambiente.
La calefacción de los hogares es la acción doméstica que tiene mayor impacto medioambiental.
En este sentido, muchos gobiernos y organizaciones ecologistas recomiendan un consumo más racional de energía en los hogares mediante el uso de electrodomésticos menos contaminantes, como chimeneas ecológicas o chimeneas de bioetanol, para que, como decía el filósofo Descartes ya en el siglo XVII, “podamos encontrar una práctica por medio de la cual, conociendo la fuerza y las acciones del aire, de los astros, de los cielos y de todos los demás cuerpos que nos rodean, podamos emplearlos en todos los usos a que sean propias (…) principalmente por la conservación de la salud, que es, sin duda, el primer bien y el fundamento de los otros bienes de esta vida”.
Fuente: David González-Company

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.