Infiel: Porqué lo hacen?

|

Pero, ¿qué es lo que lleva a hombres y mujeres a estas situaciones?

¿Son los problemas sexuales en la pareja un desencadenante de la infidelidad?

En la mayoría de los casos es así aunque muchos lo niegan. Estos últimos -que disminuyen el valor de lo sexual- tal vez piensen en una idea simplista de lo que la sexualidad significa y de lo que verdaderamente dicen las personas cuando dicen tener “buen sexo”.

En general se refieren a tener relaciones formalmente correctas y hasta orgásmicas, pero hay algo que va carcomiendo lenta e inadvertidamente la relación, que es el desapasionamiento, lo que lleva al aburrimiento mutuo.



Las relaciones extramaritales, por el contrario, exhiben como denominador común el apasionamiento personal y sexual.
Esto es lo que habría que lograr, o mejor dicho, no perder, en las relaciones estables: mantener viva la pasión. Aún considerando a los factores sexuales como promotores de las aventuras, hay diferencias entre las motivaciones de los hombres y de las mujeres.
Los hombres tienden a buscar emoción y variedad sexuales y las mujeres, compensación emocional.
¿Son estas relaciones extraconyugales, combustible para mantener viva la pasión conyugal?. Esto ha sido ampliamente discutido, pero básicamente digamos que no podemos poner la solución y mantenimiento de la llama de una pasión, en una relación con otro.
Pero lo que sí es también cierto es que en muchos casos en que persisten las situaciones paralelas, éstas se dan como una aceptación tácita por ambas partes, para el mantenimiento de una vida familiar, sin modificaciones en lo formal.
Además de estas consideraciones en lo que respecta a aventuras extraconyugales, no podemos dejar de hablar de la enorme diferencia que existe al respecto entre hombres y mujeres.
Estas relaciones son para los hombres, no sólo aceptadas en la sociedad, sino que en algunas ocasiones, hasta se promueven.
En cambio, para las mujeres hay una gran condena social, lo que hace que las mismas, lo vivan con gran culpabilidad, y a veces esto las lleva a romper la relación, cosa que no sucede con los hombres.
Además los hombres tienden a sospechar menos de la posibilidad de que sus esposas puedan haber tenido actividad sexual fuera del matrimonio, mientras que las mujeres casadas muestran un grado más alto de alerta ante esta situación.
Fuente: En Plenitud

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.