Los transplantes de cerdo a mono se pueden usar para tratar la diabetes

|

La utilización de tejido embrionario para los transplantes de órganos entre distintas especies ofrece la posibilidad de evadir el sistema inmunitario del cuerpo anfitrión, según afirman científicos que han utilizado este método para tratar diabetes de tipo 1 en primates.
Al transplantar tejido pancreático embrionario de los cerdos a los monos, un grupo de investigadores en Israel informan que fueron capaces de invertir la deficiencia de insulina de los primates.
La clave, según los investigadores, reside en la capacidad del tejido embrionario para convertirse en un nuevo páncreas que utiliza los vasos sanguíneos del animal anfitrión.

Los vasos sanguíneos del anfitrión no están sujetos a las peligrosas reacciones inmunológicas que siempre han estado asociadas a los xenotransplantes de material pancreático maduro.
El equipo de investigación, dirigido por Yair Reisner del Instituto Weizmann, afirma que los resultados, publicados en el último número de PNAS, podrían suponer una interesante terapia de reemplazo para la diabetes de tipo 1, una enfermedad autoinmune mediante la que la destrucción del páncreas significa que aquellos que la sufren deben depender de inyecciones de la hormona de la insulina para controlar sus niveles de azúcar.
En un estudio anterior, los investigadores descubrieron evidencias de que el tejido pancreático semi-formado extraído de embriones de cerdo a los 42 días de gestación parecía ofrecer la mejor combinación de características para un xenotransplante.
Según Reisner, si se cultivan demasiado pronto, quizá no exista un suficiente número de células pancreáticas diferenciadas. Pero si se extrae demasiado tarde, la capacidad del tejido para crecer en un nuevo órgano se ve reducida, quizá porque contiene demasiadas pocas células madre, mientras que su capacidad para causar rechazos inmunológicos aumenta.
En el último estudio, los investigadores transplantaron un tejido pancreático de cerdo de 42 días en monos con diabetes de tipo 1 inducida.
El primer par de animales que se usaron en el estudio murieron poco después del transplante a causa de una infección causada por una terapia demasiado inmuno-supresiva.
El segundo par de animales recibieron inmuno-terapias más moderadas y sobrevivieron durante un año.
Es más, a los cinco meses del tratamiento, los animales habían generado un nuevo páncreas y ya no dependían de las inyecciones de insulina.
Esto indica que los órganos de reemplazo tenían suficientes isletas—unas pequeñas estructuras productoras de insulina que consisten de alrededor de 1.500 células beta, y que poseen su propio e intrincado sistema vascular.
Este tipo de reacción inmune ha sido una pesadilla para los investigadores, afirma, ya que los primates, incluyendo a los humanos, producen una clase de anticuerpos que atacan a las moléculas de azúcar que cubren el tejido de los vasos sanguíneos del cerdo.

Con los tratamientos actuales es necesario aplicar una cantidad significativa de terapia inmuno-supresiva para reducir los otros tipos de reacciones inmunes del anfitrión en contra de las células pancreáticas del cerdo.
No obstante, Reisner afirma que estamos hablando de los mismos niveles que normalmente se ven en los transplantes en general—aunque los investigadores informan de que ambos animales murieron de infecciones e intoxicación por fármacos un año después de los transplantes.
Reisner añade que hay margen para reducir aún más la cantidad de terapia necesaria. “Estamos haciendo ajustes para así reducir los niveles de toxicidad,” afirma.
“Lo importante es que hemos demostrado que podemos generar un páncreas de este modo, y que podrían corregirse los niveles incontrolados de glucosa que provoca la diabetes, y eso es lo que hemos hecho.”

Weir añade que se ha llevado a cabo “un progreso excepcional” a la hora de cultivar células madre para crear nuevo tejido pancreático, y que espera que muy pronto este tipo de progreso se traduzca en grandes avances clínicos.

Fuente: Tecnology Review

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.