El cambio no se administra, se liderea

|

Hoy por hoy, el cambio en las instituciones es todavía un asunto de elección mañana será de supervivencia…
” No cabe duda que Hilarión es un hombre meticuloso, detallista, profesional, trabajador como el que más sin embargo, difícilmente tendrá el voto de Super-empre para la dirección de la nueva sucursal que nuestra Institución abrirá estos días en la ciudad del solazo.
Nuestro personaje de mayestática naquez y desconcertante vaivén entre lo serio y lo hilarante, ha sido invitado a esta importante reunión de consejo para decidir, junto con “la plana mayor” de la institución, quien estará al frente de esta retadora aventura, hay dos candidatos: el propio Hilarión y Serapio.




La puntualidad de cobrador de mueblería de Super-empre, y la impuntualidad de político de principio de sexenio que caracteriza a los cada vez más burocratizados “jefes”, le da tiempo al “defensor de las instituciones competitivas” para reflexionar sobre cada uno de los candidatos.

Serapio, no es ni con menos una persona ordenada, disciplinada y segura como Hilarión, sin embargo, tiene esa chispa que atrapa, emociona, y ese genio creativo que adereza risueñamente a los líderes.

La disyuntiva para Super-empre es fácil de definir, pero difícil de decidir: se trata del clásico enfrentamiento entre un administrador y un líder.

Los pensamientos de nuestro colorido personaje son interrumpidos de repente por Leocadio, a la sazón, Superintendente de la Zona, ¿Cómo la ves Super-empre? ¿Quién te gusta para la elección.

- Que bueno que llegas mi buen Leoca, estaba precisamente cavilando sobre el asunto, y pienso, que aquí la reflexión debe hacerse primero en torno a conceptos, y luego ajustando estas nociones en torno a cada candidato.

A ver, ¿cómo está eso?
Sí mi estimado Leoca, es fácil adivinar que estamos ante el característico caso de decidir entre un administrador y un líder.

- ¿Y cómo conceptualizas cada componente Super-empre?.

- Pues verás: la administración es un conjunto de procesos que pueden hacer que un sistema complicado de personas y tecnología funcione sin problemas.

Los aspectos más importantes de la administración incluyen planear, presupuestar, organizar, proveer personal, controlar y resolver problemas.Y por otro lado el liderazgo es un proceso que forma organizaciones en primer lugar, o que las adapta ante circunstancias significativamente cambiantes.

El liderazgo define cómo debería de ser el futuro, alinea a la gente con esa visión, y los inspira para hacerla realidad a pesar de los obstáculos.

Esta distinción resulta absolutamente crucial para nuestros propósitos en esta reunión que es buscar quien pueda dirigir la nueva sucursal con el propósito de cambio que estamos buscando; si analizamos meticulosamente los conceptos, observaremos que la transformación exitosa se compone en un 70 por ciento de liderazgo y únicamente en un 30 por ciento de administración.

No obstante, por motivos históricos, hoy en día innumerables organizaciones carecen en gran medida de liderazgo.

Y casi todo el mundo piensa que el problema aquí es administrar el cambio, cuando lo que realmente necesitamos es liderear ese cambio.

La etapa de los administradores tuvo su época de oro.
Durante la mayor parte de este siglo, conforme fuimos dando origen a miles y miles de grandes organizaciones por primera vez en la historia del hombre, no contábamos con el número de buenos administradores suficiente para mantener funcionando todas esas burocracias.

De modo que numerosas compañías y universidades desarrollaron programas de administración, y cientos y miles de personas se vieron alentadas a aprender administración en el puesto.

- ¿Y se logró tal objetivo?.
- Si lo hicieron, pero se les enseñó muy poco liderazgo. Hasta cierto grado, se hizo hincapié en la administración porque resulta más sencillo enseñar esto que el liderazgo.

Pero aún más, la administración constituía el primer punto de la agenda del siglo veinte porque eso era lo que se necesitaba.

Por cada empresario o constructor de negocios que era líder, necesitábamos cientos de administradores que acrisolaran la obra creada por aquél, para mantener sus empresas en perenne crecimiento.


Autor: Ing. Mario Rojo S.

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.