Ahí esta el punto!

|

Ahí esta el punto! Dios quiere que seamos felices, pero como nuestras circunstancias no las controlamos nosotros, el quiere que seamos felices, cualquiera sea nuestras circunstancias; Luego, el quiere que seamos felices, solo que nosotros aparte de Dios, no tenemos definición de lo que es la felicidad, entonces buscamos cosas que “nos hagan felices”, .y hasta podemos llegamos a creer que el placer produce felicidad, y es ahí cuando erramos (pecamos, es decir erramos al blanco, buscando felicidad en el placer, hallamos luego culpa).


Ahora, Dios si sabe lo que nos hará felices (bienaventurados), lo que sucede es que para llegar a la felicidad, primero debemos creer (fe), en que Dios sabe lo que nos hará felices (en su omnisciencia), tiene poder para hacerlo (en su omnipotencia), y tiene la buena voluntad de quererlo (en Su bondad), luego, debemos obedecer Su ordenanzas (mandamientos), básicamente: Amar a Dios y amar al prójimo (como a nosotros mismos), con amor santo (santificación), negándonos a nosotros mismos.

Seguramente la felicidad (bienaventuranza), será el resultado de este proceso. Es decir, la felicidad, es el resultado del Evangelio aplicado a nuestras vidas.

“Dijo entonces Jesús...Si vosotros permaneciereis en mi palabra seréis verdaderamente mis discípulos y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”

Juan 8:31-31

Fuente: http://blogs.montevideo.com.uy/EnelCamino

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.