Signos de que estás por ser despedido

|

Parece que ningún empleo es completamente seguro en estos días. Con las mayores corporaciones de casi todos los sectores financieros despidiendo empleados para sobrevivir a la recesión, lo mejor es mantener siembre la oreja parada para evitar que nos tomen desprevenidos.

Reducciones presupuestarias, fusiones comerciales, y caídas agudas en las acciones son todos precursores de las temibles reducciones de personal en las empresas. No obstante, existen algunos indicadores más sutiles, que también preavisan que tu empleo está en peligro.


Las pistas a continuación pueden tener varios significados, pero en el contexto económico actual son signos alarmantes de posibles despidos.

Se corren rumores de despidos inminentes
Los directivos comúnmente intentan esconder la decisión de recortar mano de obra tanto tiempo como sea posible, de modo que la moral de los empleados no se vea afectada y para que los mejores miembros del staff no abandonen el barco en forma prematura.

Sin embargo, todos sabemos lo difícil que es guardar un secreto en una empresa. Por esto es importante prestar atención a cualquier conversación sobre la reducción de las empresas y considerar los rumores como uno de los signos más certeros de los posibles despidos. Desde luego, esto no quiere decir que vayas a creer todo lo que dicen por ahí, pero lo cierto es que la gente rara vez bromea con la posibilidad de perder sus empleos.

Tu carga laboral disminuye
Encontrarte de pronto con poco que hacer en la oficina puede ser un agradable respiro en un primer momento, pero es también uno de los signos que preanuncian el despido. Después de todo, si no hay trabajo, ¿qué motivos tendría tu empleador para sostenerte a ti y a tus colegas en sus puestos?

Deberías estar particularmente atento al tipo de tareas que recibes. Si notas que tus asignaciones varían de proyectos ambiciosos a tediosas tareas administrativas, es muy posible que tu jefe esté pensando en eliminarte.

Los nuevos proyectos son subcontratados
El hecho de que una empresa subcontrate servicios es un signo importante de posibles despidos, ya que posiblemente muchos puestos laborales queden obsoletos a partir de esta medida. Tu empleador podría intentar hacer más eficiente su producción reemplazándote a ti y a tu departamento por una alternativa más barata.

De la misma manera, sería bueno que desempolves tu currículo al ver que tu supervisor directo y tus colegas más prominentes son transferidos a otras secciones. La reubicación masiva de personal suele indicar que un departamento está a punto de cerrar, y si los ejecutivos no han hablado contigo o no te han hecho oferta alguna, es posible que te encuentres entre los que abandonan la empresa.

Los nuevos proyectos se cancelan
Suspender nuevos proyectos o emprendimientos suele ser una medida de último recurso en las empresas. Después de todo, dichos emprendimientos son parte esencial del crecimiento corporativo, y rara vez las empresas abandonan proyectos promisorios a no ser que se encuentren experimentando dificultades financieras.

Es por esto que debes considerar la cancelación múltiple de proyectos como uno de los signos más importantes de que puedes ser despedido. Esto también incluye la cancelación de cursos de entrenamiento o capacitación, debido obviamente a restricciones presupuestarias, y la postergación de importantes acuerdos. Además, sin nuevos contratos, es posible que tu carga laboral comience a disminuir, y éste es uno de los síntomas del achicamiento de una empresa.

Te piden que compartas tus archivos/conocimientos
Tal vez, uno de los signos más obvios de tu despido sea cuando otros empleados intentan asegurarse de que podrán llenar tu lugar una vez que te hayas ido. Por ejemplo, tu jefe repentinamente te solicita que compartas tu lista de clientes con otro vendedor, o que entrenes a un colega en tareas que son muy similares a las tuyas —las mismas, tal vez—.

Sin dudas, será una buena idea comenzar a postularte para otros empleos cuando veas que el departamento de informática viene a remover todas tus claves y a copiar tu información de la computadora.

Tu jefe no te mira a los ojos
La decisión de despedir a un empleado puede pesar enormemente sobre las espaldas de algunos empleadores, y, desde luego, esta carga se hará visible de alguna u otra manera. Es por esto que es importante que prestes atención directa al lenguaje corporal de tu supervisor en busca de signos que preanuncien tu despido.

Si tu jefe decide evitarte de buenas a primeras, hace silencio cada vez que estás cerca de él, o ya no se ocupa de contestar tu mail, entonces podría saber algo que tú no sabes. Esto suele darse especialmente en el caso los empleadores más informales, que desarrollan relaciones amistosas con sus empleados.

Fuente: En Plenitud

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.