Cómo gastar menos en gas y energía eléctrica

|

Además de las obvias recomendaciones, como por ejemplo apagar las luces al salir de una habitación o no dejar prendida la estufa en un ambiente donde no se está en ese momento, hay otros factores que influyen en el consumo diario.

Una buena recomendación es por ejemplo colocar burletes en todas las puertas y ventanas para mantener el calor del hogar, sin necesidad de prender los sistemas de calefacción. Otra es no encender las luces del patio a no ser que realmente se necesite salir allí.

A continuación le brindamos algunos consejos para ahorrar energía eléctrica:


En promedio cada hogar tiene 14,6 lamparitas incandescentes (las más comunes). El 15% de esa lámpara tiene una utilización superior a los 200 watts/hora por día. Si se reemplazan solo dos lámparas (las más utilizadas) por otras de bajo consumo, el ahorro sería de 150 watts/hora por día, es decir 4,5 KWh por mes.

· Las lámparas de bajo consumo son más caras que las comunes, pero gastan 4 veces menos y duran entre 5 y 10 veces más.

· Cuando uno coloca luces por seguridad en el frente de la casa, se puede optar por los sensores de movimiento, células fotoeléctricas, para evitar tenerlas encendidas innecesariamente toda la noche.

· Los electrodomésticos como el televisor, el video, el DVD o el equipo de música deben desenchufarse cuando no se utilicen. El estado de vigilia (es cuando queda encendida la luz del panel o titila el reloj) consume electricidad, aunque sea poca.

· En cuanto a la plancha conviene planchar toda la ropa de una vez, no secar la ropa con la plancha y no dejarla enchufada de más. La plancha es uno de los electrodomésticos que más energía utiliza: una hora equivale a 20 horas de televisión, a 7 horas de computadora prendida, a 10 horas de una lamparita, o a 50 horas de una de bajo consumo.

En cuanto al gas los consejos son:
· Lograr un buen aislamiento de la vivienda. Poner burletes en las puertas y ventanas. En invierno ventilar entre 10 y 15 minutos es suficiente para no perder el calor acumulado.

· Usar el lavarropas con la carga completa: Conectarlo al agua fría y caliente, así el aparato no tiene que usar sus resistencias para calentar.

· La temperatura del agua caliente para la ducha no debe sobrepasar los 50 grados, ya que si hay que entibiarla con agua fría hay una pérdida innecesaria de corriente

· Para quienes tienen acceso a gas natural, no hay que utilizar la electricidad para calefaccionar. Es menos eficiente.

Fuente: En Plenitud

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.