Aspas de helicóptero que ahorran energía

|

Los helicópteros pueden realizar hazañas acrobáticas increíbles, pero además son ruidosos, movedizos, y usarlos es caro.
Investigadores de la NASA están desarrollando aspas de hélices de helicóptero con un material inteligente que cambia de forma, lo que podría traducirse en un modo de viajar más suave, más tranquilo y con menos consumo de combustible.

Las aspas utilizan accionadores piezoeléctricos: dispositivos mecánicos que incorporan un material que cambia de forma cuando se lo somete a un campo eléctrico. Este cambio de forma deforma el rotor de la pala cuando gira, mejorando el rendimiento aerodinámico del helicóptero.

El año pasado, la NASA, en colaboración con la empresa aeroespacial Boeing, la Agencia de Defensa de Proyectos de Investigación de Avanzada (DARPA), y el Ejército de Estados Unidos, probaron la primera pala de tamaño real que dispone de esa tecnología en un túnel de viento que simula condiciones de vuelo.
El sistema redujo significativamente las vibraciones, ahorró energía y permitió que el movimiento del rotor se controlara con mayor precisión. En el futuro, el sistema también podría reducir el ruido. Ya está listo para probarse en vuelo, aunque la fecha para la primer viaje de prueba todavía no se ha fijado.

"Ahora estamos tratando de entender y valorar todo lo que hemos logrado en el túnel de viento a tamaño real", explica William Warmbrodt, el líder del proyecto de la División de Investigación de Vehículos de Vuelo y Tecnología del Centro de Investigación Ames de la NASA, en California (Estados Unidos).

Cuando la pala de un helicóptero pasa a través del aire, deja una estela, y como la pala siguiente pasa a través de la estela, experimenta una vibración periódica. "Tener un accionador en la pala te permite darle movimiento periódico a los alerones de la pala con la amplitud, fase y frecuencia que cancelen las vibraciones", expone Steven Hall, profesor de aeronáutica y astronáutica del Instituto Tecnológico de MAssachusetts (MIT9 y consultor del proyecto de la NASA.

"La gente lleva mucho tiempo hablando acerca del uso de materiales inteligentes en las aeronaves pero lo que realmente faltaba era el tipo de accionador adecuado para que fuera práctico", aclara Hall.
Los intentos anteriores, que implicaban accionadores hidráulicos, resultaron demasiado pesados y lentos como para ser prácticos.
"Es difícil aplicar hidráulica a un marco en rotación: se necesita la fuerza suficiente para desviar el alerón porque las cargas aéreas son muy elevadas, y hay que hacerlo en la frecuencia necesaria", añade Hall.
Fuente: Technology Review

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.