Una forma más inteligente de encontrar expertos

|

No es fácil encontrar a un experto. Es difícil saber en quién confiar, y es aún más complicado saber si esa persona responderá adecuadamente cuando le solicitemos ayuda.

Esto puede acabar siendo un problema para aquellas grandes empresas y organizaciones donde es fundamental que sus empleados tengan un nivel de conocimientos especial en un área determinada.


En la Conferencia sobre Factores Humanos en Sistemas Informáticos (CHI2009), celebrada en Boston, varios científicos informáticos demostraron cómo encontrar personal experto de manera más precisa.

Usando técnicas de minería de datos, un tipo de software nos puede ayudar a determinar las técnicas o habilidades que una persona posee y practica más a menudo, así como su predisposición para responder a las solicitudes de ayuda.A menudo las grandes empresas guardan información acerca de los conocimientos y experiencia de sus empleados en un directorio central o base de datos.
Pero es difícil cuantificar el nivel de pericia de alguien a partir de una simple búsqueda, señala Volker Wulf, profesor asociado en la Universidad de Siegen, en Alemania. Se trata de darle forma al conocimiento—un concepto abstracto que es difícil que un ordenador pueda entender.
El estudio de Wulf intenta ahondar más allá de la mera descripción de un puesto de trabajo o de un directorio de empresa, al mismo tiempo respetando la privacidad de cada individuo.Algunos programas como el Altas de IBM son capaces de crear perfiles de los empleados de una empresa de forma automática, pero es una técnica que suele resultar muy invasiva, señala Wulf.
Otros métodos, como el de pedir a los usuarios que rellenen cuestionarios, requieren mucho trabajo y no se puede confiar en ellos.Wulf y sus colegan han creado un sistema que realiza búsquedas a través de las distintas partes del ordenador de una persona para determinar sus áreas de mayor especialización. Si una organización utiliza este sistema, sus empleados pueden crear sus propios perfiles, pero también pueden designar en qué carpetas se deben realizar las búsquedas automáticamente.
El sistema analiza los documentos en esas carpetas y busca palabras clave que sugieran el área de especialización del usuario. Por ejemplo, si un empleado ha guardado un buen número de archivos en los que se discute acerca de JavaScript y otros temas relacionados con la programación web, el sistema llegará a la conclusión de que esa persona es experta en esas áreas.
Después enviará esta información a un servidor central, que hace las funciones de centro de referencia de todos los perfiles de usuario.
La ventaja, señala Wulf, es que el sistema se puede hacer una idea clara del área de especialización del usuario, incluyendo la forma en que estos conocimientos varían a lo largo del tiempo, y todo ello sin entrar en áreas que dichos usuarios no quieran exponer de forma pública.
Además de identificar áreas de especialización, el investigador de IBM N. Sadat Shami afirma que es igualmente importante averiguar qué expertos están más predispuestos a responder ante solicitudes de ayuda.
“Si la persona no responde, no sirve de nada haber encontrado a esa persona.” señala.
Fuente: Technology Review

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.