Mujeres manipuladoras

|

Muchos hombres se quejan de los defectos de sus parejas. Los celos enfermizos y la manipulación ocupan los primeros lugares. No es tarea fácil detectar a una mujer manipuladora de entrada. En varias ocasiones lleva su tiempo poder darse cuenta de que una actitud ingenua y de víctima disfraza una manera de ser.

“La manipuladora en general es una mujer que siempre lo ha tenido todo y que eso todo que ha conseguido fue a través de su manera de manejar al otro, ya sea en el colegio, en el trabajo o en una relación de pareja y su actitud de enfrentar la vida se ha convertido en una manera de ser de la que no puede librarse porque es parte de la personalidad que se ha aprendido a adoptar”, comenta la psicóloga española Rosa Bertrán Fernández.

Actitudes de una manipuladora
- La mujer que manipula pierde la conciencia de cuándo y dónde se traspasan los límites tolerables de su defecto.

- Hacer sentir cumpable al otro por una situación propia que se está atravesando es una de las maneras más comunes de manipulación. Antes que exponerse a esto, hay que detenerse y pensar cuán responsable es uno de lo que está realmente sucediendo.

- El enojarse con la otra persona para conseguir lo que se quiere es otra de las conductas más habituales en este tipo de mujeres.

- El pedir perdón y montar una escena para demostrar lástima tras una pelea o para evitar una posible ruptura es otra conducta habitual que se ejerce como natural por este tipo de mujeres.

- Demuestran tener una actitud débil hacia la vida, en donde la queja hacia todo es un modo de vida.

- Siempre pretenden que todos las comprendan y ayuden. Ellas no son capaces de ayudar o escuchar los problemas ajenos.

Tratar de conseguir lo que uno quiere no está mal. “Todos queremos moldear al otro a nuestra conveniencia. Es algo inevitable e inherente al ser humano. Uno puede intentarlo, pero al final de cuentas uno siempre se da cuenta de que cambiar a alguien no tiene sentido y desiste de esa idea.

Es un proceso inconsciente que se lleva a cabo. Cuando este mecanismo no se cumple, la mujer manipuladora sigue insistiendo en conseguir lo que sea en el aspecto que le interese, y es un juego que puede tornarse muy peligroso ya que a la larga el dominado reconoce lo que está pasando cuando ya es demasiado tarde”, sostiene la profesional.

Consejos para dejar de ser una manipuladora

- Siempre es mejor enfrentar la verdad y no disfrazarla para conseguir lo que se quiere.

- No hacerse la víctima
Cuando se tiene un problema. Enfrentarlo es la mejor manera de evitar la manipulación que suele venir tras el inconveniente que se esté atravesando

- Acudir a un profesional puede ayudar a reconocer el problema y buscarle una solución.

Fuente: En Plenitud

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.