Una furgoneta que aprovecha hasta la última gota de gasolina

|

Bright Automotive, una startup con sede en Anderson, Illinois, desveló la semana pasada una furgoneta híbrida conectable a la red y diseñada para tener una autonomía de 80 kilómetros con medio galón de gasolina (1,9 litros aproximadamente).

La compañía, que ha bautizado al vehículo con el nombre de Idea, tiene previsto comenzar a producirlo a gran escala hacia finales de 2012, y espera poder empezar a vender 50.000 al año a partir de 2013.


En un momento en que docenas de fabricantes de vehículos están desarrollando nuevos híbridos y coches eléctricos, Bright llama la atención a causa de su historia.

Su director, John Waters, diseñó el paquete de batería del EV-1, el primer vehícuo eléctrico de GM, y la compañía nació a raíz del Rocky Mountain Institute, una organización sin ánimo de lucro bastante respetada y con sede en Boulder, Colorado.
El instituto es famoso por haber propuesto, a mediados de los 90, que se cambiara radicalmente el diseño de los coches para hacerlos más eficientes. El Idea es una realización parcial del concepto del Hypercar, un vehículo híbrido que usa una quinta parte de la cantidad de combustible que usan los vehículos actuales. Esto se consigue combinando una propulsión híbrida de gasolina y electricidad (y, finalmente, células de combustible en vez del motor de gasolina) con unos materiales de bajo peso, un diseño aerodinámico, así como accesorios electrónicos más eficientes.
El Rocky Mountain Institute creó una compañía distinta para desarrollar el Hypercar, aunque dicho vehículo nunca llegó a la fase de producción.Bright opina que su nuevo modelo de negocio, que incluye la venta de vehículos a flotas comerciales y gubernamentales en vez de directamente al público, podría hacer que todo fuera distinto esta vez.
Los compradores de flotas se fijan en el coste total de dicha flota, señala Waters, no sólo en el coste inicial, que es más alto para los híbridos conectables puesto que incorporan un motor de gasolina y otro eléctrico y también requieren un costoso paquete de baterías. Waters afirma que a lo largo de la vida del vehículo, el ahorro en combustible compensará el coste inicial.
Varios clientes potenciales han firmado cartas de intención de compra del vehículo una vez comience su producción en masa, señala Lyle Shuey, que ocupa la vicepresidencia de marketing y ventas de Bright. La furgoneta fue diseñada en colaboración con varios clientes potenciales, entre los que se incluyen Duke Energy—un inversor de Bright—y Cox Communications.
El reciente apoyo del gobierno para crear vehículos más eficientes también podría ayudar a que la compañía tenga éxito. Bright ha solicitado 450 millones de dólares en préstamos del gobierno para así poder incrementar la producción. Otros incentivos del paquete de estímulo económico, tales como créditos fiscales para los híbridos conectables, también podrán servir de ayuda.
“El énfasis de Obama en la electrificación del vehículo hace que este sea el momento perfecto para estar en este tipo de industria,” señala Evan House, el vicepresidente de la compañía para ingeniería avanzada de baterías.Al igual que con el Hypercar, el Idea tendrá un bajo peso y será aerodinámico, aunque el diseño no llega a los extremos del concepto original.
Por ejemplo, en vez de usar un bastidor compuesto de carbono, utiliza uno de metal, aunque está hecho de aluminio en vez de acero para así reducir el peso, y los diseñadores han incorporado otros tipo de compuestos a lo largo del vehículo.
La furgoneta pesa 682 kilos (1.500 libras) menos que los vehículos convencionales de ese tamaño, según afirma la compañía.
Al reducir todo ese peso, se reduce el tamaño del paquete de baterías que se necesitan para la autonomía eléctrica de casi 50 kilómetros (30 millas) que posee el vehículo, lo que también reduce su precio general, según House.
Fuente: Technology Review

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.