Cómo vestir bien en tiempos de crisis

|

Incluso aunque nuestro presupuesto esté muy alejado de los de “fashionistas “declaradas como Carrie Bradshaw, la protagonista de la serie Sexo en NY y reconocida adicta a los “Manolos”, podemos vestir bien siguiendo estos sencillos trucos.


Carie Mercier Lafond, Asesora de Imagen de Karysa Beauty Asesoria de imagen comenta que lo importante es comprar con cabeza.

“En tiempos de recesión no podemos dejar de consumir y cuidarnos pero debemos comprar con un plan y sacar mayor partido a las prendas que ya tenemos en el armario. En un contexto en el que se pierden muchos puestos de trabajo, es más importante que nunca cuidar nuestra imagen personal y profesional. Además si estás en el proceso de búsqueda de empleo transmitir cualidades como seriedad, responsabilidad o creatividad será un plus que tendrán en cuenta los empleadores”


Pero ¿Qué significa exactamente comprar con cabeza?

“Es importante mezclar prendas caras y baratas. No se trata de ir a comprar y cada temporada renovar todas las prendas. Tenemos que gastar más dinero en aquellas prendas básicas que utilizaremos una y otra vez durante más de una temporada y para aquellas prendas de tendencia reservarles sólo una pequeña parte de nuestro presupuesto.”

Hoy en día para que nuestro vestuario se convierta en un recurso tenemos que fijar de antemano un presupuesto y tener claros conceptos como “el coste por uso”.

Si compramos una prenda de precio elevado pero se trata de un clásico y un básico en el armario como un buen bolso de piel o un abrigo si lo usamos muchas veces al final nos habrá salido muy bien de precio.

Al contrario prendas adquiridas por impulso por ser de rebajas o liquidación si acaban colgadas en el armario nos han costado demasiado.

Una norma que no falla al comprar es adquirir sólo prendas que se pueden combinar con otras tres que ya tenemos en el armario y las utilizaremos más si son en colores lisos o estampados clásicos.

Si además eliminamos las prendas inutilizadas, pasadas de moda o estropeadas de nuestro armario, mucho mejor, es lo que llamamos la auditoría de armario y la puede realizar una asesora de imagen o cada persona siguiendo los consejos de una profesional como en el informe creado por KB titulado “Cómo tener un armario 10” .

Otros consejos que Carie Mercier de KB Asesoría de imagen comparte son:

1. Gasta en aquellas prendas que vas a usar más y compra productos de la mejor calidad que te puedas permitir. Estamos pensando en prendas como abrigos o trajes.

Si compras un buen traje, se notará en cómo te queda y tu imagen será más profesional. Además no tendrás que reemplazarlo en al menos un par de años, si es en un tono neutro como negro, gris, marrón o azul marino, seguro que lo amortizarás porque lo llevarás mucho tiempo.

2. Compra básicos menos caros

Prendas como los pantalones, las faldas o las camisas tienen que ser de calidad , tener un buen corte y sentar bien pero como tienen mayor rotación (tenemos más cantidad y se llevan una distinta cada día) nos podemos permitir adquirirlas a un precio menor que por ejemplo el abrigo o los trajes.

Otras prendas como las camisetas, medias o la ropa interior se reemplazan a menudo de modo que compra marcas de precio más bajo. Además aprovecha para comprarla en diferentes colores y estilos.

3. No te gastes mucho en prendas de pura tendencia.

Es bueno gastarse algo de dinero y adquirir aquellas prendas (ropa, accesorios) que le darán el toque actual al vestuario pero si sabes que la tendencia está aquí hoy pero mañana no, no vale la pena endeudarse para comprarlas. Puedes comprarlas en tiendas no muy caras como Zara, Mango, Divas, Anthony Outlet o H& My disfrutar así de un armario con prendas variadas y actualizadas sin sentirte culpable.

4. Visita los outlets y las secciones de oportunidades de los grandes almacenes.

Los outlets o establecimientos de venta de prendas de otras temporadas pueden ser un lugar perfecto especialmente para comprar clásicos de buena calidad que no pasan de moda. Prendas como un pantalón negro, una camisa blanca o una falda lápiz duran más de una temporada y los puedes comprar a precios muy reducidos en este tipo de tiendas.

5. No descuides tu Peinado y Maquillaje.

No cuesta mucho tener el pelo bien cuidado y acudir a la peluquería para un corte regularmente. Cambia totalmente la imagen, y un maquillaje discreto que requiere menos de 5 minutos hace maravillas para disimular el cansancio y verse con buen aspecto cada mañana.

Fuente: En Plenitud

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.