Oro, el refugio de los inversores

|

Una de las razones del aumento del precio del oro, anterior a la actual crisis mundia, está en la oferta y la demanda. La producción aurífera se ha estancado, pero la demanda siguió subiendo, sobre todo en Asia debido a que China comenzó a tomar medidas para liberalizar su mercado del oro y le permitirá a sus ciudadanos comprar lingotes de oro.


Pero la gran mayoría de los economistas creen que lo que realmente impulsó al mercado del oro en los últimos años es lo que denominan el “exceso de crédito”:

Pero en el marco de la crisis internacional actual, además de que se suman factores psicológicos, los inversionistas se inclinan por el oro, debido simplemente a la ausencia de mejores alternativas.

Pero hay muchos escépticos que pese a todo no opinan igual. ya que el oro ha sido siempre una apuesta perdedora. El que haya comprado oro hace 15 años tuvo sólo una ganancia marginal. A diferencia de los bonos y las acciones el oro, no paga intereses ni dividendos.

Pero para los expertos cualquier inversionista debería dedicar alrededor del cinco por ciento de su cartera a bienes básicos, incluyendo el oro.

A continuación le ofrecemos una guía básica de cómo invertir en oro:


Lingotes de oro
El tamaño de los lingotes va desde un gramo a 400 onzas (11,2 kg.) Se pueden comprar y vender lingotes en los bancos, agentes especiales, joyerías e inclusive a través de Internet. Siempre hay que pagar una pequeña comisión. Los lingotes deben tener un número de serie y un sello distintivo que marque el peso y la pureza del mismo.

Las ventajas son que nunca se oxida, no puede ir a la bancarrota y nunca defrauda a sus inversores. La desventaja es que el oro es pesado. Almacenarlo y asegurarlo es caro y trasladarlo puede resultar costoso y molesto.

Valores en lingotes de oro

En la Bolsa de Londres se lanzaron unos títulos que están respaldados por un décimo de onza de oro cada uno y deberían reflejar el precio del oro. Se pueden comprar a través de los corredores de bolsa internacionales con costos similares a los de otras transacciones bursátiles, más un cargo anual del 0,3 % del valor del oro por almacenaje y seguro.

La ventaja es que es una forma relativamente barata y fácil de invertir en este metal.

La desventaja es que si compra oro para evitar una catástrofe bursátil necesitaría lingotes y no papel.

Futuros y opciones en oro

stos son compradas por aquellos que buscan obtener ganancias de las fluctuaciones del oro a corto plazo. Comprar un contrato de futuros le obliga técnicamente a recibir una cantidad de oro en el futuro al precio convenido cuando compró el contrato.

Lo extraño es que la entrega rara vez se produce; la transacción se cierra con un intercambio de efectivo: el comprador paga si el precio cae y el vendedor paga si el precio sube.Por otro lado comprar una opción sobre el oro le da el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender el oro al precio convenido hasta la fecha de vencimiento de la opción.

Estas dos alternativas pueden comprarse a través de un corredor.

as ventajas son que usted sólo paga una fracción del precio del oro subyacente. Esto le permite que una pequeña inversión pueda rendirle enormes retornos.

La desventaja es que si usted quiere comprar oro como una inversión segura, esta no es la manera. Ambos son valores muy volátiles. El apalancamiento puede volverse en su contra: si el mercado le da la espalda, un contrato de futuros puede generar una pérdida mucho mayor que la inversión original.

Monedas de oro
Se pueden comprar a mayoristas, firmas de corretaje, especialistas en numismática, compañías de metales preciosos y en Internet.

Varían en tamaño de un décimo de onza a una onza (de 2,8 gramos a 28 gramos) y en la pureza del oro.

Los precios dependen de la cotización del oro, la ganancia del intermediario y cargos por envío e impuestos de venta, aunque en algunas regiones no se cobra IVA al oro adquirido como inversión.

Estas monedas necesitan de un almacenaje profesional o al menos un seguro.

La ventaja es que son más fáciles de vender y asequibles para inversionistas comunes.

La desventaja es que la prima cobrada sobre el precio del oro, que incluye el costo de fabricación y la comisión del intermediario, puede ser de hasta un 10 %.

Programas de inversión
Las instituciones financieras ofrecen muchas variedades de programas. Estas tienen el oro y le dan un certificado que usted puede cambiar por el metal si lo desea. Le cobran una comisión por comprar y vender y puede cobrar por almacenaje y seguro.

La ventaja principal es la comodidad que ofrece este sistema.

La desventaja -además de la de encontrar bancos o compañías de inversión que no estén riesgo de quebrar- es que aunque siempre pueda canjear su oro, en algunos programas sólo puede vender el certificado al propio banco o a un corredor aprobado por ellos.

Acciones de compañías mineras
Tienden a subir su valor junto con el precio del oro. La desventaja es que las acciones mineras tienden a ser mucho más volátiles que el oro.

Fondos de inversión en oro
Se pueden encontrar en algunas de las grandes firmas de gestión de fondos. Ofrecen gestión profesional y es una forma fácil de invertir en una variedad de acciones de compañías mineras.

La ventaja es que invertir en un abanico de empresas es normalmente más seguro que invertir en una. Estos fondos tuvieron un año muy bueno en el 2003.

Las desventajas son que las comisiones pueden ser más altas que en otros fondos. Los inversionistas a corto plazo deben saber que puede haber períodos de espera para poder salir de algunos fondos.

Joyas< Hasta el 80 % del oro producido cada año termina en joyería. La ventaja es que un bello diseño puede añadir valor al oro en sí. La desventaja es que aunque el diseño pueda añadir valor, este puede no ser suficiente para compensar el costo añadido sobre el precio del oro recuperable. El oro en joyería está mezclado a menudo con otros metales. Fuente: En Plenitud


ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.