Cómo aprovechar al máximo los seminarios de negocios

|

En algún punto de su carrera, usted tendrá que asistir a una conferencia de negocios. Si bien es cierto que estas mega reuniones se presentan como una gran oportunidad para contactarse con colegas a los que no tiene la oportunidad de ver tan a menudo, así como también de encontrar otros nuevos, las mismas son también bastante estresantes.

El beneficio de estas conferencias, seminarios, y talleres, dependerá en gran medida de cómo lo sepan utilizar quienes asistan a ellas. Si bien es cierto que el trabajo de los organizadores es asegurar que usted sienta que ha tenido sentido invertir su tiempo y dinero en estos eventos, nada podrá ser útil si uno no sabe como aprovecharlo.


Por ejemplo si es usted quien tiene que hacer la presentación, poco podrán ayudar en esto los organizadores del evento, pues será usted mismo quien deberá hacer todo el trabajo de cerciorarse que todos los participantes atienden atentamente su presentación o clase.

En cualquier caso, cierto es que tanto usted como los organizadores serán responsables del éxito de cualquier conferencia, antes, durante, y después de la misma. Pero si bien no es posible tener el dominio sobre los organizadores, sí lo es tenerlo sobre uno mismo.

Por eso, para que pueda tener éxito en su próxima conferencia de negocios, le presentamos a continuación algunas sugerencias que lo ayudaran además sacar el mejor partido de la misma, y aliviar, por lo menos en parte, el estrés que les podrían provocar.

Frente a un seminario de negocios. Sugerencias efectivas

1. Antes de salir para la reunión:
- Trate de contactarse previamente con colegas que estarán asistiendo a la conferencia, para establecer momentos en los cuales juntarse durante la misma.

- En lo posible, intente saber cuántas y qué personas es posible que asistan a la conferencia.
- Esté muy atento a su imagen personal, no sólo para verse mejor antes los demás, sino por que cuando uno se ve mejor, su confianza sube.
- En este sentido, tenga muy en cuenta vestirse apropiadamente para la ocasión, ya que de nada servirá estar elegante, si no se está también vestido pertinentemente, para lo cual deberá averiguar qué tipo de traje se necesita.
- Lleve siempre ropa que sea cómoda, y resistente también para los viajes, y lleve una plancha por si la ropa llegara a arrugarse.
- Empaque unos cómodos zapatos, pues puede estar de pie por largos espacios de tiempo.
- Lleve muchas tarjetas personales.
- Examine bien temprano a la mañana como será el orden del día, sobre todo para asegurarse que la conferencia o taller cubra el tema que le interesa y sea útil para su nivel de trabajo y experiencia. Caso contrario, podría comenzar a hacer lobby (contactos)
- Verifique el tamaño típico de la clase. Algunos temas se prestan útiles como para ser divulgados ante audiencias grandes, pero otros necesitan de una instrucción e interacción más personal con el orador, por lo que tal vez no le sea útil concurrir a estas clases si son muy amplias, y sí seguir con el lobby.
- Haga una lista de las cosas que espera aprender durante la conferencia o la clase, y de las preguntas que le gustarían que sean contestadas.
- Identifique sus fortalezas y debilidades en las áreas que serán discutidas, y esté preparado para compartir su propio conocimiento cuando le sea requerido, pues un aporte siempre será gratificado.
- Para el caso de que vaya a dar una conferencia, investigue bien el tema de su presentación. Trate de concentrarse tanto en el contenido como en la forma, practicando habilidades discursivas.
- Asimismo, sea flexible en la presentación, y prepare el material informativo de una forma profesional, y sepa bien cómo los presentará y distribuirá. Practique mucho su discurso, y responda a las preguntas del público.

2. Durante la conferencia de negocios:
- Si se siente agobiado por el número de gente… ¡recuerde que los otros pueden sentirse de la misma manera!
- Recuerde las cualidades personales que los demás destacan en usted, como podrían ser la confianza que inspira o su sentido del humor, para exhibirlas al máximo. Y sea, asimismo, cuidadoso con los puntos débiles que los demás le resalten a menudo, como podrían ser la soberbia o la distancia que pone con los otros.
- Anímese a presentarse a los otros antes que ellos se presenten a usted, pues hacer el primer movimiento lo puede hacer sentirse menos vulnerable.
- Utilice la conferencia como una oportunidad para hacer contactos. Si bien es cierto que puede ser más fácil hablarle sólo a la gente que usted conoce, debería asegurarse de hacer también nuevos contactos.
- Para esto, acérquese a pequeños grupos de gente que no parezca estar en medio de conversaciones íntimas, con el fin de presentarse.
- Tenga en cuenta también sonreír mucho y constantemente, lo cual lo ayudará a verse amigable y accesible.
- Escuche atentamente a sus colegas, pues uno de los objetivos principales de este tipo de reuniones es, mediante el intercambio, aprender nuevas maneras de llevar a cabo acciones y resolver problemas referentes a su trabajo.
- Trate de incentivar a la gente para que hable de sí misma, pues casi todos aprecian hacer esto y ser el foco de atención, y a usted le podría ser útil obtener toda esta información. Cuándo encuentre gente nueva, pregúnteles acerca de sus intereses, familias, trabajos, etc.
- Durante el desarrollo de las conferencias, su actitud y atención será clave tanto para dar un discurso vivo e interesante como para sacar el mayor provecho de las charlas que den los demás. Para esto:
1. Preste mucha atención.

2. Tome notas.

3. Haga todas las preguntas que considere necesarias.

4. Esté abierto a nuevas ideas o técnicas. Recuerde que está allí para aprender, por lo que no debería descartar nada desde un primer momento hasta que haya tenido la oportunidad de estudiarlo más detenidamente, tal vez fuera de la conferencia.

5. Trate de ofrecerle al orador una retroalimentación verbal y visual, para que él o ella sepan si su discurso cumple o no sus necesidades e intereses. Si se encuentra frente a un orador aburrido, tome notas y haga preguntas periódicamente para ayudarse a permanecer concentrado y a quebrar la monotonía de la presentación.

Por último, tenga cuidado con el alcohol. Si bien es cierto que una copita de vino o una cerveza lo pueden ayudar a sentirse más relajado, también lo podrían poner demasiado desinhibido, y nunca es bueno llegar a estarlo demasiado cuando se está junto a extraños, y más si es en un ámbito de negocios.

Fuente: En Plenitud

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.