El 80% de los médicos dominicanos prescribe antibióticos de forma incorrecta

|

El uso inapropiado de antibióticos, que provoca que República Dominicana sea el país con mayor resistencia bacteriana en América Latina, no es sólo culpa de la auto-medicación, muy común entre la población local.


Un estudio realizado por el Centro Nacional de Investigaciones en Salud Materno Infantil (CENISMI), revela que más del 80 por ciento de los médicos dominicanos prescriben antibióticos incorrectamente, una cifra alarmante si se toma en cuenta que el uso inadecuado de este tipo de medicamentos no solo provoca daños a la salud del paciente que, al crear resistencia, necesita medicamentos cada vez más potentes, pues los tratamientos más comunes no les funcionan, sino que afectan su bolsillo pues necesitan medicinas más caras.

Una cumbre celebrada en 2006 en la sede de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Ginebra, Suiza, calificó la resistencia a los antibióticos como una amenaza para la estabilidad mundial y para la seguridad de los países. El doctor Eddy Pérez Then, director del CENISMI, experto en salud global, y quien trabajó en la investigación, afirma que en esta problemática de salud pública hay varios elementos graves. Dijo: “Si tienes un medicamento que es efectivo y que conoces desde hace más de 30 años, si ese medicamento se hace resistente porque no lo usas bien o porque no lo prescribes bien, entonces esa medicina en un futuro no va a ser efectiva contra esa enfermedad; vas a tener que crear nuevos medicamentos, más costosos y posiblemente con efectos adversos que desconoces porque todavía el medicamento no tiene el tiempo suficiente en uso.”

La doctora Virgen Gómez, presidenta de la Sociedad Dominicana de Infectología, explica que las bacterias mutan rápidamente y cada vez que se utiliza un medicamento “ellas buscan la manera de hacer la resistencia”.

“Tenemos el peligro de que en unos cuantos años no vamos a tener antibióticos, porque las compañías farmacéuticas no están trabajando mucho con esto. Producir un medicamento cuesta más de 200 millones de dólares y está difícil producir nuevos antibióticos”, dice la especialista.

Pérez Then asegura que en el país existe una de las resistencias más altas a la tuberculosis. “Tenemos resistencia a las dos drogas más importantes. Si no hacemos algo rápidamente vamos a tener muchas personas resistentes. Esto significa que en ellos los medicamentos más básicos, menos costosos no funcionan; esa persona es resistente y va a transmitir organismos resistentes a otras personas”, dice el médico y explica que si las personas que están alrededor de un paciente resistente también se contagian con organismos resistentes, van a tener que recibir tratamiento por más tiempo, hasta por 18 meses, y en algunos casos se tendrá que ingresar a esos pacientes y darles medicamentos de más alto nivel. “Una cosa que pudieras trabajarla como una consulta ambulatoria, con lo que posiblemente tendrías a una persona trabajando de nuevo en dos meses, cuando esa persona se hace resistente posiblemente vas a tener que ingresarlo; vas a estar más tiempo tratándolo, y esa persona va a demorar más tiempo para ir a trabajar. Eso afecta la producción de un país subdesarrollado como el nuestro”, sostiene.

Gómez pone como ejemplo que en 2001 la resistencia al neumococo en el país era de un 6%; para el 2007-2008 ya estaba en 36%.

Para el presidente del Colegio Médico Dominicano, Waldo Ariel Suero, el uso indiscriminado de antibióticos es un mal crónico. “Eso no es de ahora, es de toda la vida”, dice, y entiende que más que la falta de conocimiento de los galenos, es “su afán de proteger al paciente más que otra cosa. En su afán de darle lo mejor al paciente cometen ese tipo de deslices académicos; quizás en algunos es por falta de conocimiento, pero no la gran mayoría, porque no han quedado establecidos los criterios.”

Gómez no comparte esta opinión y sostiene que es al revés: “Entiendo que es el médico protegiéndose. Pensamos, bueno, si yo no se lo indico va donde otro y ese otro se lo va a indicar, y eso no es lo correcto. Lo correcto es saber qué tu estás manejando y cómo tu estás manejando lo que debes usar”, enfatiza.

El doctor Pérez Then explica que si un paciente es resistente a un medicamento es probable que sea resistente a otro medicamento de la misma familia.

Fuente: Listin Diario

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.