Cómo convertir a cada persona en un cliente

|

¿Quién es un Cliente? Antes que nada debemos decir que un cliente es una persona. Esto nos permite humanizar el servicio al cliente. Así lo podemos ver más allá de la sola producción económica. El cliente es un ser humano con emociones y sentimientos. Viene en diferentes tamaños, edades y colores.

Es el niño que quiere usar un juguete exhibido, es el paciente que asiste a la consulta con el medico, es el contribuyente que paga los impuestos, también es el feligrés que asiste a los oficios de la iglesia.


Puede ser el vecino que recién se ha mudado a la casa de al lado, inclusive esa persona que desprevenidamente nos pide un favor en la calle o es el otro paciente que esta esperando con nosotros su turno en el consultorio. Y así, podríamos hacer una lista interminable de clientes potenciales.

Cuando reconocemos que toda persona con la que entramos en contacto puede llegar a necesitar de nuestros servicio o producto, ampliamos nuestra conciencia de servicio al cliente y nuestro dialogo con ellos será más fluido, estaremos pendientes de las necesidades expresadas en sus conversaciones y encontraremos, para nuestra agradable sorpresa, que el cliente que estábamos necesitando para hacer crecer nuestro negocio o empresa esta tan cerca de nosotros que podemos estirar la mano y tocarlo.

Esta actitud vendedora te dará clientes a toda hora. Por eso debemos tener a la mano una libreta para escribir los datos del cliente potencial y además tarjetas personales de presentación. Esta es la formula mágica para convertir a toda persona con la que entres en contacto en un maravilloso cliente.

No hay negocio sin clientes. Los clientes son los que pagan nuestros salarios y están por todas partes. Descúbrelos, atráelos, conquístalos y cultívalos. Esa es la clave para el crecimiento ilimitado de un negocio.

Fuente: ¡Mr. Ventas!

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.