Las Vegas, mucho más que apostar...

|

La zona de Las Vegas de mayor interés para el turista, y por donde se moverá la mayor parte del tiempo, es el llamado “Strip”, es decir la franja que discurre a lo largo del Las Vegas Boulevard, entre Sahara Ave. y Tropicana Ave., con su “anexo” en Paradise Road (que discurre paralela a Las Vegas Blvd., entre Sahara Ave. Y Flamingo Rd.).

Esta es la zona de los grandes hoteles, que hay que visitar de día pero a la que también hay que volver a recorrer de noche, cuando los gigantescos hoteles de lujo se iluminan a pleno en una plétora de neón de infinitos colores.

Cada uno de ellos merece una visita en si mismo, pero es también en estos hoteles donde se encuentra casi todo lo que vale la pena en Las Vegas: casinos, atracciones, espectáculos, restaurantes, tiendas, etc.


Entre Dessert Mtn. Road y Flamingo Rd. se encuentran también algunos restaurantes, bares y tiendas especializadas que merecen una visita.

El “plan” de visita consiste en recorrer las atracciones que ofrece un hotel, seguir a -cuando está cerca- hacia el siguiente o subirse en el autobús mencionado anteriormente que recorre la strip y que para en todos los casinos.

No olvidando hacer un alto para comer en alguno de los muchos restaurantes que se encuentran en todos los hoteles, y que cubren todo el espectro de calidad y precio: desde los fast food más clásicos hasta los restaurantes de lujo regenteados por alguno de los grandes nombres de la cocina de los Estados Unidos.

Pasando, claro está, por los famosos bufés en los que se puede comer todo lo que se quiera por un precio fijo. Una advertencia sobre este punto: hace rato que han dejado de ser un “anzuelo para jugadores”, por lo que ya no son tan baratos como solían (y la calidad en muchos casos deja bastante que desear).

Comenzaremos nuestro recorrido por el Strip de norte a sur, con uno de los más nuevos hoteles de Las Vegas –hogar también de una de sus más novedosas atracciones-, el Stratosphere.

Stratosphere
Ubicado en Las Vegas Boulevard esquina Sahara Ave., el Stratosphere es esa gran torre que identifica a la ciudad, copia a escala del Space Neddle de Seattle, que con una altura de 345 metros es el edificio más alto al oeste el Mississipi.

Vale la pena gastarse uno dólares para subir a gran velocidad en ascensor hasta la azotea, en donde se podrá disfrutar de una espectacular vista de la ciudad y alrededores, sobre todo de noche, y también comer en el restaurante giratorio Top of the World.

Y si tienes valentía suficiente, podrás montarte (por un precio extra, claro), en algunos de los juegos más impresionantes del mundo:

- Insanity, un carrusel que gira por fuera del borde de la torre y en el que girarás suspendido en el vacío,

- Big Shot, que sale disparado a tremenda velocidad hasta el final de la aguja de la torre, regalando una vista espectacular a todos los que se atreven a mantener los ojos abiertos, y

- X-Scream, un delirante subibaja o balancín que te inclinará literalmente sobre el vacío,

Evita subir los días de mucho viento (frecuentes en Las Vegas), ya que el acceso a la terraza y los juegos está cerrado (además del temblor que el viento provoca en el mirador cerrado que, si lo miras bien, está simplemente suspendido sobre el vacío…)

Sahara Hotel
2535 Las Vegas Blvd. S., esquina con E. Sahara Ave. Este hotel ambientado al estilo marroquí no aloja ninguna atracción en particular, pero ya que estamos en la zona lo mencionamos para que te saques una foto en la puerta (y no pierdas tiempo en recorrerlo).

El favorito de las familias con niños, se encuentra en Las Vegas Boulevard esquina Circus Circus Drive, en el que te recibirá un payaso gigante llamado Lucky y una carpa gigante blanca y rosa.

En este hotel, encontraremos estas atracciones:

- Los espectáculos circenses que se ofrecen cada media hora en el midway (entrepiso) del hotel, y esos sí son bastante buenos.

Como van cambiando a lo largo del día, lo mejor es consultar los horarios pegados en las paredes del mismo entrepiso, y llegar unos minutos antes si se quiere conseguir buenas ubicaciones (y estar sentados).

En esta misma parte del hotel se encuentran diversos entretenimientos para niños, incluyendo kioscos en donde los maquillarán como un payaso, payasos que recorren los pasillos haciendo globología… y el infaltable McDonald''s.

- El Adventuredome, un parque de entretenimientos dentro del hotel que, la verdad sea dicha, es bastante caro y no tiene juegos demasiado originales, ya que se paga por separado cada montaña rusa o corriente de río.

De todos modos, puede valer la pena darse una vuelta para que los niños vean algunos de los shows de magia, malabares y pájaros, que se repiten a lo largo del día… y que son gratuitos.

Wet 'n' Wild
Si lo que se desea es refrescarse y divertirse al mismo tiempo, es mejor ir a los toboganes y rampas del parque acuático Wet 'n' Wild (similar al de Orlando), en 2601 S Las Vegas Blvd (todos los días, verano, 10-20 h; 24 dólares para los adultos, mitad de precio para los mayores de 55, $15,95 para los niños menores de 10 años, y gratis para los menores de tres años), justo al norte de Sahara Ave.

Los imperdibles en este parque: Surf Lagoon, una enorme pileta de olas, Bonzai Bonzai, una especie de montaña rusa acuática, Der Stuka, una caída libre a gran altura y velocidad (no apta para cardiacos), Ragging Rapids, una aventura de rafting en un río artificial, Blue Niagara, un descenso en tubos cerrados que los claustrofóbicos deben evitar, etc.

Las Vegas Hilton
A casi 1 km al este de Circus Circus, en 3000 Paradise Rd, es el hogar de la Star Trek (Viaje a las Estrellas) Experience (todos los días, 11-23 h; 15 dólares).

Con un ambiente parecido a un museo, los paneles cuentan la cronología de Star Trek, que abarca la Tercera Guerra Mundial en 2053 y el nacimiento de Spock en 2230, mientras que pasean diminutos ferengi a su lado. Se pueden ver también los “auténticos” trajes y armas que se usaron en la serie.

The Experience invita a unirse a la tripulación en un viaje intergaláctico que usa simuladores, videos interactivos, estaciones de realidad virtual, hologramas y videojuegos.

Todo ello culmina con el paseo en el Starship Enterprise, un simulador de vuelo que revuelve bastante el estómago, a través del espacio exterior, para llegar al Deep Space Nine, una zona de compras donde los precios del merchandising de la serie llegan a los 2000 dólares por una campera de cuero, y a un restaurante “cardasiano” que sirve comidas con nombres futuristas y donde las órdenes se realizan en máquinas que reconocen la voz humana.

Wynn Las Vegas
Situado en Las Vegas Boulevard esquina Spring Mountain Rd., es el último gran hotel inaugurado en Las Vegas es un precioso edificio que tiene dos atracciones principales:

- Una impresionante galería comercial y

- La galería de arte -que aloja la colección personal del propietario del hotel, el magnate Steve Wynn-.

Aquí encontraremos obras de Picasso, Andy Warhol, Renoir, Monet, Degas, un Vermeer, Rembrandt, etc. La entrada a la galería cuesta seis dólares que valen la pena si te gusta el buen arte.

Fuente: En Plenitud

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.