Viajes productivos, la última tendencia en vacaciones

|

La modernidad se destaca por ser el tiempo de la falta de tiempo y de la vida fragmentada.

Por eso, pocos deberían asombrarse de que estos aspectos hayan sido muy tenidos en cuenta por las personas que planifican sus vacaciones, cada vez más inclinadas a realizar lo que suele denominarse “un viaje productivo”.

Este tipo de vacaciones es por definición breve, y con un objetivo de fondo a alcanzar.


Y es que si antes las vacaciones eran el espacio en donde estaba permitido peder el tiempo, y por ende se podían pasar uno o más meses en alguna ciudad balnearia o en la sierra dedicándose a hacer una vida de completo ocio para luego comenzar el año con muchas fuerzas, hoy en día los turistas buscan no hacer quiebres tan grandes en sus rutinas diarias, sino otros más selectivos, durante varios momentos del año, y con un proyecto específico.

Según señalan los operadores turísticos, quienes más se inclinan a realizar este tipo de viajes son las personas de mediana edad, con trabajo regular, que tienen un buen nivel socioeconómico y cultural, y que buscan, ante todo, no perder tiempo, sino manejarlo con sumo cuidado, y de forma inteligente.

Incluso muchas de las personas pertenecientes al jet-set también están buscando huir de los tradicionales lugares top, bulliciosos y atestados de gente, para tomarse una de estas cortas y productivas vacaciones.

Algunas opciones
Estas son sólo algunas de las opciones que muchos viajeros suelen elegir para hacer un “viaje productivo”:

Culturales. Visita a museos y exposiciones.


Deportivas. Aprendizaje de algún deporte “de elite”, como el esquí o la equitación.

Exóticas. Viaje a algún desconocido pero paradisíaco sitio.

Estudio. Por ejemplo, con el objetivo de aprender un idioma.

Aventureras. Trekking o rafting en asombrosas montañas y ríos.

Belleza. Concurrencia a algún spa o centro de belleza para realizarse tratamientos físicos, cosméticos, o quirúrgicos.

Espirituales. Tomando cursos de yoga, budismo, Kabala, o metafísica en bosques hindúes.

Románticos. Abordando por ejemplo un crucero de solos y solas, para conseguir pareja.

“Travel sex”. A diferencia del célebre “turismo sexual”, no se contrata a prostitutas, sino que hombres y mujeres se agrupan para tomar un crucero desnudos o bien tener una fiesta grupal en medio de una montaña, bajo la luz de la luna, en la que todo está permitido.

“Enogastronómicas”. Para conocer diferentes vinos y comidas de cada ciudad, en paquetes que pueden incluir no sólo las entradas a restaurantes, sino también el aprendizaje de las recetas y la compra de productos para llevarse a la casa.

Fuente: En Plenitud

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.