Ocupan 250 kilos de cocaína bajo tiros

|

Santo Domingo.- La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) ocupó un cargamento de 250 kilos de cocaína que estaban en 196 paquetes, poco tiempo después de que el alijo fuera bombardeado desde una avioneta en las costas de Barahona, específicamente en el poblado La Ciénaga, del paraje El Arroyo.

Al ofrecer la información el portavoz del organismo antinarcóticos, Roberto Lebrón, mostró sobre una mesa los paquetes con el contenido de la droga.


En el operativo participaron, además de la DNCD, miembros de la Marina de Guerra, la Fuerza Aérea y la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial. El decomiso ocurrió a cinco millas del referido poblado la madrugada del jueves. A su llegada los agentes fueron enfrentados a tiros por tres de los ocupantes de la embarcación en la que fue recogida la droga y aunque se dijo que lograron escapar, la DNCD cree que uno de los hombres resultó herido en el enfrentamiento.

El jefe antidrogas, general Rolando Rosado Mateo, acudió personalmente a la zona para dirigir la operación.

La cocaína fue presentada en rueda de prensa en la sede central de la agencia antinarcóticos.

Lebrón informó que la avioneta en la que fue trasladado el material alucinógeno provino de un país sudamericano que no fue especificado.

La aeronave había sido ubicada a las 6:51 de la tarde del jueves en dirección a República Dominicana. Inmediatamente se detectó la incursión al país fue movilizado un equipo de la Unidad de Acción Rápida, apoyado por los organismos castrenses antes mencionados.

La traza-huellas que la aeronave dejó indican que penetró en aguas internacionales del Mar Caribe a las 9:55 de la noche, a 312 millas de Puerto Viejo, Azua, con un rumbo de 345 grados y una velocidad de 155 nudos. El aparato se dirigió entonces hacia Barahona, a la zona de La Ciénaga.

Lebrón dijo que el personal enviado por la DNCD a la zona permitió el bombardeo y de inmediato llegó al lugar donde estaban los tres desconocidos para subir a la embarcación las nueve pacas.

En el operativo también fue ocupada una pistola calibre 9 milímetros.

El portavoz de la DNCD aprovechó para pedir paciencia a la población, ante la embestida del narcotráfico y el desafío que significan las constantes operaciones en las que se decomisan drogas y se apresan personas.

Pide excusas
Del mismo modo, Lebrón pidió excusas a la opinión pública y a la población por haber servido una información errada ayer, al consignar que se trataba de 400 kilos la cantidad de cocaína decomisada. Sobre el caso de la avioneta calcinada entre las carreteras de Neiba-San Juan de la Maguana, precisó que todavía las autoridades investigan a profundidad los alcances de ese hecho.

Siguen las investigaciones también respecto al boricua y los 4 millones 600 mil dólares decomisados en una yipeta blindada hace una semana, lo que no se puede obstruir ofreciendo más detalles al respecto, precisó Lebrón.

Al referirse a los 250 kilos decomisados en Barahona, dijo que se está en el proceso de dictaminar si la droga es efectivamente cocaína. Precisó que los narcotraficantes no se saldrán con la suya porque existe un plan para combatir de manera contundente ese flagelo, que, según las autoridades, es responsable de gran parte de la criminalidad en las calles.

GRITO DE GUERRA EN CONTRA DE LAS DROGAS
Al presentarse a los agentes en una misa de hace varias semanas, el presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas, general Rolando Rosado Mateo, juró que enfrentará el narcotráfico con su vida y advirtió a los capos de aquí, de Venezuela y Colombia, que “no pasarán en República Dominicana”.

Advirtió también a los agentes antinarcóticos implicados en el narcotráfico, a quienes llamó “malditos que traicionan el uniforme y la confianza que deposita la sociedad en ellos”, que la DNCD no perecerá y que va a sacar del fondo de la tierra a esos enemigos para hacer que recaiga sobre ellos todo el peso de la Justicia.

“Yo lo voy a repetir, imitando el grito de guerra del presidente de la República, y yo sé que desde aquí me van a escuchar, me van a escuchar en Colombia, me van a escuchar en Venezuela y me van a escuchar aquí, yo lo prometo y lo juro con mi vida, los capos de las drogas y el crimen, pues que escuchen bien, a través de cualquiera que sea su representante, que en República Dominicana caerán”, precisó.

Al hablar de manera firme y contundente luego de una misa de acción de gracias y presentación de cientos de agentes antinarcóticos, proclamó que dará cumplimiento al grito de guerra del presidente Leonel Fernández, y que va a esa institución a recordar a todo el mundo que sobre ellos descansa “la gravísima responsabilidad” de que el crimen no pase en el país, porque en la DNCD descansa en este momento la supervivencia de la familia y la supervivencia de la integridad de esta nación.

Refirió que sabe que la DNCD “es un cuerpo sano, pero hay algunos, lo voy a decir claro, que hay algunos malditos que deshonran la confianza que les ha puesto el Estado dominicano al investirlos de la condición de miembros de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, a esos que traicionan esa confianza, sin importar donde estén ni el nivel en que estén, este cuerpo no va a perecer y los vamos a sacar del fondo, los vamos a bucear, los vamos a desencamar.

Fuente: Listin Diario

ARTICULOS ANTERIORES:

 

©2010 Genera tu Ingreso | Diseño de Luis Santos *Cel.: (809) 517-1725 * Para:Genera tu Ingreso *San Fco. de Macorís, Rep. Dom.